Clausura de los cursos de capacitación profesional del plan de empleo de Cruz Roja

Clausura de los cursos de capacitación profesional del plan de empleo de Cruz Roja
Se ha reconocido la adquisición de una formación por parte de 35 personas que han respondido a las necesidades de aprendizaje de un oficio por no disponer de ninguno, o a las necesidades de reciclaje de un oficio del que se dispone, pero que ha quedado obsoleto
 

Desde su puesta en marcha en el año 2000, el Plan de Empleo de Cruz Roja Española ha cambiado las vidas de más de 600.000 personas, teniendo como horizonte que las personas en mayor dificultad social o que se encuentran más alejadas del mercado laboral, puedan acceder y mantener un empleo en igualdad de condiciones, como instrumento fundamental para la inclusión social.  

Para llevar a cabo este compromiso, Cruz Roja Española cuenta con el apoyo de la sociedad, las empresas y las administraciones públicas territoriales, así como con el apoyo del Gobierno de España, a través del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, y de la Unión Europea, en este caso, a través de financiación procedente de los fondos de cohesión de la Unión Europea, como es el Fondo Social Europeo (FSE), mediante la participación de la organización en el Programa Operativo de Inclusión Social y de la Economía Social (POISES).

Desde el Plan de Empleo de Cruz Roja se trabaja para mejorar las posibilidades de empleo de las personas en dificultad social y que sufren discriminación en el mercado laboral, principalmente personas inmigrantes, solicitantes de asilo, refugiados y las personas más alejadas del mercado de trabajo: mujeres en dificultad social, jóvenes sin cualificación, personas sin hogar, mayores de 45 años, entre otras. 

Para alcanzar este objetivo se proponen itinerarios integrados y personalizados de inserción sociolaboral con una perspectiva de género, competencial y de diversidad, que combinan medidas de activación, motivación, información, orientación, formación en competencias transversales, capacitación profesional, acceso a las tecnologías, prácticas no laborales en entornos reales, ayudas, acompañamiento e intermediación laboral así como la tutorización y seguimiento permanente.  

En el acto que tuvo lugar este jueves se ha reconocido la adquisición de una formación por parte de 35 personas que han respondido a las necesidades de aprendizaje de un oficio por no disponer de ninguno, o a las necesidades de reciclaje de un oficio del que se dispone, pero que ha quedado obsoleto.

Concretamente las acciones formativas han versado sobre: limpieza de superficies y mobiliario en edificios y locales (90 horas); servicios especiales en restauración (90 horas); atención higiénico-alimentaria y sociosanitaria en instituciones (140 horas); que además han incorporado módulos transversales de Igualdad de Oportunidades, Tecnologías de la Información y la Comunicación y Desarrollo sostenible (12 horas) vinculados a los contenidos del sector profesional del que se estaban formando; y 80 horas de prácticas formativas no laborales en Empresas de cada sector a través de los convenios de colaboración firmados.

Comentarios
Lo más