Las autoescuelas ya notan las consecuencias de la huelga de examinadores

Las autoescuelas ya notan las consecuencias de la huelga de examinadores
El verano es un periodo clave para que muchos jóvenes, durante sus vacaciones, aprovechen para obtener el carnet. Pero con esta huelga están retrasando sus intenciones

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) considera que se podía haber evitado la huelga de examinadores del carnet de conducir, que comenzó el pasado lunes y se prolongará hasta el 31 de julio si no hay acuerdo entre las partes. "Ha faltado previsión y voluntad por parte de las autoridades", afirman las autoescuelas, lamentando las repercusiones sobre sus negocios.

En la provincia de Salamanca, por ejemplo, están respaldando la huelga todos los examinadores, por lo que una treintena de alumnos se queda cada día sin poder optar a sacarse el permiso de conducir. Y cabe recordar que el verano es un periodo clave para que muchos jóvenes, durante sus vacaciones, aprovechen para obtener el carnet. Pero con esta huelga están retrasando sus intenciones.

"Los motivos del paro actual hay que buscarlos en 2015, cuando la anterior directora general de Tráfico, Maria Seguí, a fin de que cesase la huelga de los funcionarios, se comprometió a resolver las reivindicaciones de éstos sobre el complemento y la creación de una escala específica. ‘Han pasado dos años desde entonces y seguimos en el mismo punto, pero con menos examinadores", puntualiza CNAE.

Añade que "antes el problema estaba localizado en diez o doce provincias, aunque cada vez había y hay más en dificultades, pero ahora se ha extendido de forma generalizada a todo el territorio nacional. Esta bolsa de alumnos sin examinar agrava la situación".

Comentarios