Terradillos vuelve a sufrir problemas con el agua potable

Terradillos vuelve a sufrir problemas con el agua potable
La excesiva presencia de nitratos en los manantiales y una avería mal reparada provocan de nuevo deficiencias en el suministro

La localidad de Terradillos trabaja estos días para solucionar los problemas en el suministro de agua potable. En palabras de Alejandro Álvarez, alcalde de la localidad, “el municipio lleva sufriendo más de 20 años problemas con el abastecimiento de agua”. Así, ha de acometer periódicamente dificultades como la falta de agua en verano o atascos en las redes que se iban solucionando provisionalmente. 

A día de hoy, los vecinos reciben el agua potable de dos puntos: la parte alta del pueblo, que agrupa a un 80 por ciento de los vecinos en el Pinar de Alba, gracias a una obra de la Diputación de Salamanca. Por otro lado, la parte baja del pueblo, donde viven aproximadamente 40 vecinos, se nutre de manantiales. 

Arreglos continuos

Hace dos semanas se realizó una obra de impermeabilización del depósito del casco antiguo ya que presentaba pérdidas importantes de agua debido al paso de tiempo, explica el alcalde. El presupuesto total ascendió a 8.000 euros, repartido entre el Ayuntamiento de Terradillos y la Diputación de Salamanca. 

La obra se concedió a una empresa especializada “que finalmente no realizó el trabajo como se esperaba” y el agua tuvo que estar cortada hasta cuatro días en vez de las 36 horas previstas. El problema se resolvió pero la obra no ha terminado. “Falta una pieza que acabe de una vez por todas con las pérdidas de agua del depósito”, precisa el regidor municipal. 

Una semana después los vecinos volvieron a tener problemas con el abastecimiento. En concreto debido a un problema en la red de traída de agua desde El Pinar de Alba, cuestión relativa a la empresa concesionaria y a la Diputación de Salamanca. El arreglo ha traído consigo un aumento del caudal, hasta 170 milímetros cúbicos, y de la presión, asegura el alcalde.

Además de estos problemas, los manantiales que abastecen a la parte baja del pueblo presentan presencia de nitratos, lo que hace su agua no potable. El problema viene del filtrado de abonos o materia orgánica y el Ayuntamiento ya está en marcha para arreglarlo. La obra supone un presupuesto de 18.000 euros.

 

Comentarios
Lo más