Bermúdez de Castro: “España será en el futuro lo que quiera el conjunto de los españoles”

Bermúdez de Castro: “España será en el futuro lo que quiera el conjunto de los españoles”
El diputado del PP por Salamanca afirma que “no hay que confundir nunca sentimientos con legalidad”. “No pueden obligar a decidir a la gente si quiere ser catalán o español como si fueran de repente sentimientos incompatibles”. Pregunta “para qué piden negociar con esta Cámara la celebración de un referéndum de autodeterminación cuando saben que es ilegal porque no está amparado ni por el derecho nacional ni por el internacional”

El secretario general del Grupo Parlamentario Popular y diputado por Salamanca, José Antonio Bermúdez de Castro, ha afirmado que “España será en el futuro lo que quieran el conjunto de los españoles”. “En el PDeCAT pueden ser independentistas o lo que quieran y pueden sentirse más o menos españoles, pero no hay que confundir nunca sentimientos con legalidad”.

“Porque la libertad de pensamiento está consagrada en la Constitución y permite a cada uno sentirse español a su manera, pero no permite a nadie romper la convivencia, ni obligar a la gente a decidir si quiere ser catalán o español como si fueran sentimientos incompatibles”, ha aclarado.

Para el dirigente del PP “eso es dividir, es crear enfrentamiento, eso es partir por la mitad a la sociedad catalana y no respetar la libertad de la gente”, ha afirmado el secretario general del Grupo Popular, quien ha advertido al señor Xuclá que “Cataluña tiene mucho más seny como para definirla como un puercoespín”.

Durante su intervención en el Pleno del Congreso el dirigente del PP ha cuestionado al PDeCAT “para qué esta moción, para qué piden negociar con esta Cámara la celebración de un referéndum de autodeterminación cuando saben que es ilegal porque no está amparado ni por el derecho nacional ni por el internacional y cuando, además, ya han anunciado la fecha y la pregunta de manera unilateral”.

“Por qué el señor Puigdemont pone como condición para venir a esta Cámara a defender su posición que no se someta a votación”, se ha preguntado el secretario general del GPP, a la vez que se ha cuestionado “si a eso lo llaman diálogo”. “Eso no es diálogo, es una falta de respeto a esta Cámara y además una imposición en ese desafío secesionista que ustedes han lanzado contra la historia, la legalidad y la convivencia”, ha aseverado.

En este sentido, Bermúdez de Castro ha recordado que el Tribunal Constitucional “lo ha dicho una y mil veces, nuestra Constitución no reconoce otra nación que la Nación española y que autonomía no es sinónimo de soberanía”. “Ya sé que les da igual”, ha añadido.

Así, el dirigente del PP ha aclarado que “ahora algunos han tenido la ocurrencia de afirmar que España es una nación de naciones”, una posición que, en su opinión, “no se sabe si fruto del cálculo político, pero parece tan poco medida como poco responsable y, en cualquier caso, tan artificial y falaz como los argumentos que el PDeCAT ha venido utilizando para defender su posición”.

Bermúdez de Castro ha subrayado que al PDeCAT “ya casi no se les escucha ese latigillo de ‘España nos roba’, lisa y llanamente porque no es verdad y ahí están las cifras de financiación per cápita, de Seguridad Social y de inversiones para demostrarlo”.

En este sentido, ha manifestado que al PDeCAT “ahora se les escucha el latigillo de no imponer, no impedir”. Así, el portavoz popular ha pedido al señor Xuclá que “se lo aplique”, porque, a su juicio “son los independentistas los que quieren imponer su decisión a los demás y son los que quieren impedir que sean todos los españoles los que puedan expresarse para decidir su futuro”.

“Ha llegado a invocar, con poco entusiasmo, el principio democrático para reprochar al Gobierno que no quiera dialogar sobre algo que es ilegal”, ha asegurado Bermúdez de Castro en referencia al señor Xuclá, quien ha aseverado que “no es que no se pueda dialogar es que no se puede acordar algo ilegal, porque ese día acabaríamos con la democracia y el Estado de Derecho”. “Así que lecciones de democracia las justas”, ha apostillado.

Desafío también contra la convivencia

“Ese desafió va también contra la convivencia”, ha afirmado el dirigente del PP, a la vez que se ha preguntado “qué han conseguido durante estos años”. A su juicio, “sólo dividir y enfrentar a la gente en vez de gobernar y ayudar a los catalanes que lo estaban pasando mal con la crisis, han dedicado la mayor parte de sus esfuerzos y recursos económicos a esa estrategia de propaganda rupturista que no lleva a ninguna parte”.

Además, ha subrayado que ese desafío “es también antidemocrático, porque la Ley y la democracia son compañeros de viaje inseparables”. “Porque no hay libertad ni democracia sin respeto a la Ley y es que la democracia nace con la libertad pero vive con la ley”, ha añadido.

En este sentido, ha aclarado que “las leyes se pueden cambiar pero a través de las reglas establecidas en nuestro estado de Derecho”. Así, ha remarcado que “votar puede ser el acto más democrático que existe, pero se convierte en un acto profundamente antidemocrático cuando se hace al margen de la Ley, que es lo que ustedes pretenden”.

“Por eso en un régimen de libertades como el nuestro, lo que no es legal ni es legítimo, ni es democrático ni puede hablar ni reivindicarse en nombre del pueblo”, ha asegurado Bermúdez de Castro ha espetado a Tardá, a la vez que le ha aclarado que “en una democracia representativa las leyes son expresión de la soberanía popular y por eso nadie puede estar por encima de la ley, porque las leyes son del pueblo”.

“No puede haber negociación para hacer un referéndum ilegal, porque nosotros nunca vamos a negociar ni el cumplimiento de la Ley, ni la unidad de España y la soberanía nacional”, ha aseverado el dirigente del PP.

Finalmente, Bermúdez de Castro ha insistido en que “no existe el derecho de secesión, ni el derecho a romper de manera unilateral nuestro marco de convivencia, ni el derecho a decidir al margen de la Ley, ni a imponer su decisión a los demás, ni a aislar a Cataluña y llevarla a la quiebra y a la ruina social y económica, ni el derecho a enfrentar y dividir a la sociedad catalana, lo que sí existe es el derecho a convivir, a vivir en democracia y a que se respete la Ley y, sobre todo, el derecho a seguir construyendo juntos un futuro de empleo, de prosperidad y de progreso para los catalanes y el resto de los españoles”. “Para eso un sí con mayúsculas, dialogo infinito, para eso podrán contar siempre con el Grupo Popular”.

Comentarios