“Ávila no está abandonada, Ávila tiene vida, Ávila resurge”

“Ávila no está abandonada, Ávila tiene vida, Ávila resurge”
El alcalde de Ávila ha hecho balance de la mitad de su mandato queriendo destacar que la ciudad “no está abandonada”, culpando a la “oposición destructiva” y señalando que son pocos ediles para un trabajo que antes hacían más.

José Luis Rivas ha querido poner en valor el trabajo del equipo de Gobierno “pese a las continuas trabas que algunos grupos de la oposición están poniendo de forma constante a cualquier proyecto, sean grandes o pequeños”, y “los palos en las ruedas” que le ponen “a diario”.

“Nadie reconoce el Ávila que pintan algunos grupos de la oposición, como el PSOE, Trato Ciudadano o IU, con una imagen negra de la ciudad, una ciudad abandonada, que no se corresponde con la realidad”, ha dicho, para lamentar “una oposición completamente destructiva cada vez que hay que acometer algún asunto de importancia para la ciudad”, que además hacen “tremendismo” y se dedican a “acusar y no proponer”.

“Ávila no está abandonada, Ávila tiene vida, Ávila resurge, en Ávila no hay parálisis aunque algunos quieran verlo así”, ha insistido. Y ha resumido su versión de la ciudad en una frase: “los abulenses recuperan el consumo y el ocio como signos inequívocos de que la alegría vuelve a las calles de nuestra ciudad”.

Baja el paro

Entre los elementos positivos de su mandado ha destacado que el paro “ha bajado de forma notable”, y en el último año en un diez por ciento (520 personas), siendo ahora de 4.424 desempleados. “Todos los días es mi preocupación cuando me levanto”, ha dicho, en un problema en el que el Ayuntamiento trabaja “codo con codo” con Gobierno y Junta.

Ha citado también las ayudas por contratos indefinidos, la bajada de la presión fiscal y la apertura del parque comercial con la creación de “una cantidad importante” de empleos. “Vuelven a abrir empresas que habían cerrado y abren otras de nuevo cuño, crece el número de visitantes y de pernoctaciones”, ha añadido.

Por otra parte, ha dicho cumplir el programa electoral en cuanto al blindaje de los Servicios Sociales “se gaste lo que se gaste” y, tras destacar “el esfuerzo” de los trabajadores de Nissan, se ha colgado una medalla: “personalmente les tengo que decir que he realizado intensas gestiones para que esta transformación haya llegado a buen puerto”, y “la prueba está” en que uno de los máximos responsables acudió a verle y otro le llamó al día siguiente.

Por otro lado, Rivas ha dicho que trabajan con Diputación y agentes sociales en el plan industrial que “marcará los pasos a seguir en los próximos años”, y ha destacado que el equipo de Gobierno “atiende el día a día” de la ciudad con planes de asfaltado, de aceras, medidas contra las palomas, mejora del alumbrado, y mantenimiento de jardines y parques infantiles.

 

“No nos quedamos ahí”, ha dicho, para asegurar que trabajan “en proyectos de suma importancia que se materializarán pronto”, como el suminustro de agua de Las Cogotas, la nueva piscina, mejoras en los polígonos de Las Hervencias y Vicolozano, la remodelación de las calles Esteban Domingo y López Núñez, la restauración de la muralla, la apertura de las tenerías, la monitorización de la muralla, que “va a colocar a Ávila en la vanguardia de las ciudades inteligentes”, y el Área de Regeneración Urbana (ARU).

Futuro y vida

“Ávila no está abandonada, tiene futuro y tiene vida”, ha insistido Rivas, porque a la actividad del Ayuntamiento hay que sumar las iniciativas privadas que están contribuyendo “a elevar el pulso de esta ciudad”. “Todo lo demás, lo que se oye por ahí, es puro e interesado catastrofismo, alarmismo, falta de imaginación o como quieran decirlo”, ha añadido.

Y ha seguido: “es muy fácil, como hace la oposición desde sus sillones,  decirme ‘trabaje usted, gobierne usted solo, presente iniciativas y proyectos, que nosotros nos encargaremos de ponerle todas las trabas posibles, y ‘además, cumpla usted con todos los acuerdos que se nos ocurran, sean viables o no’”.

“Porque todos los meses en los plenos municipales hay mucha utopía”, en referencia a los acuerdos que se aprueban en las sesiones. “Y eso lo tienen que saber los abulenses”, ha añadido.

De hecho, según Rivas, en los dos años del mandato municipal no conoce “todavía una sola propuesta de calado viable que haya hecho la oposición para el bienestar de los abulenses”. “Se pierde en marañas y en utopías, en intereses particulares, en trifulcas con tal de enredar con tal de no dejar actuar al Gobierno municipal, ellos solamente están empeñados en que los árboles no dejen ver el bosque”, ha señalado.

Máxima ilusión

Como alcalde “tengo la máxima ilusión por mi ciudad”, ha dicho, al igual que a todo el equipo de Gobierno, que trabaja “para poder cumplir con el programa electoral y atender las demandas y necesidades diarias de los abulenses”. Los ediles trabajan “muchas horas al día con absoluta dedicación al Ayuntamiento, para que esta ciudad avance y los abulenses tengan mayores cotas de bienestar”, y “no sólo para los que nos votaron”, ha reafirmado Rivas.

Los balances de la oposición son “humo” y lo que cuenta es “el trabajo diario y la ilusión”, pese a la “reprobación sin sentido que a nada conducen”. “Somos capaces de sobreponernos  a las adversidades y a los problemas, de dialogar y buscar soluciones con imaginación, de llegar a consensos y acuerdos”, ha manifestado.

Según el alcalde, ahora que se ha superado el ecuador del mandato municipal “empezarán a cuajar los grandes proyectos en los que hemos venido trabajando desde hace tiempo”. “Y habrá otros”, ha añadido: “nos estamos preparando para celebrar el primer año jubilar teresiano periódico”, del que ha dicho el Ayuntamiento ultima el programa.

 

Cuando ha agradecido la labor de su equipo, ha lamentado que son ocho concejales y el alcalde: “este Ayuntamiento durante 24 años ha estado acostumbrado a 14, 16... con las mismas competencias… con esto no quiero justificar con que seamos pocos, sino somos los que somos y los que los abulenses han querido, pero sí que quiero que vean el esfuerzo que están haciendo estos ocho concejales, que se están dejando la piel, que el día no tiene horas para estar dedicados exclusivamente al Ayuntamiento”.

Los ocho concejales están “casi solos, porque tenemos poca colaboración” para que “esta ciudad funcione y que todos los servicios estén al día”.

Comentarios
Lo más