Más de quinientas personas han disfrutado de los Paseos por Salamanca

Más de quinientas personas han disfrutado de los Paseos por Salamanca
110 personas han participado en los paseos accesibles, dirigidos a personas con discapacidad funcional, con intérprete en lengua de signos. Desde 2007, estos recorridos guiados gratuitos pretenden dar a conocer a salmantinos y visitantes la evolución de la ciudad a lo largo de los avatares históricos, de sus calles y urbanismo, para que se  familiaricen con sus personajes y paisajes.

Un total de 532 personas han participado en la edición 2017 de los Paseos por Salamanca, que del 8 de al 31 de mayo han invitado a salmantinos y visitantes a conocer de otro modo la evolución de la ciudad, a través de tres interesantes recorridos.

En los paseos accesibles (15, 23 y 31 de mayo), dirigidos a personas con diversidad funcional y explicados por  un intérprete de lengua de signos han participado 110 personas.

De la mano de guías profesionales de turismo, los Paseos han ofrecido este año un interesante recorrido por  el hierro de las veletas, miradores y rejería y las leyendas de algunas calles de la ciudad. Desde que se pusieron en marcha en 2007, en el marco del programa “El mejor vendedor de la ciudad eres tú”, los Paseos han pretendido dar a conocer a los salmantinos la evolución de la ciudad a lo largo de los avatares históricos, de sus calles y urbanismo, para que se  familiaricen con sus personajes y paisajes. Conocer, en definitiva, más a fondo el patrimonio histórico de la ciudad.

Durante estos años, los recorridos han ido adaptándose a los diferentes eventos destacados en la ciudad: la designación de Salamanca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, el Bicentenario de la Guerra de la Independencia, el V Centenario de la terminación de la Catedral, Santa Teresa o el VIII Centenario de la orden de los dominicos han sido algunos de los hilos argumentales de los recorridos.

En esta edición 2017 , los paseos de los lunes han permitido conocer  5 especiales puertas de acceso a la ciudad con  un recorrido por algunos de los restos de la antigua muralla -la cerca vieja y nueva- y las puertas de la ciudad –como la del Sol o la del Río- para llegar, por el Puente Romano, hasta la Iglesia del Arrabal.

El hierro y su presencia en la arquitectura de la ciudad, ha sido otro de los elementos protagonistas, con un interesante recorrido los martes por algunas de las veletas, los miradores y las rejerías para descubrir algunos de los maravillosos detalles que coronan los tejados, puertas y ventanas de los principales monumentos de la ciudad.

Los paseos de los miércoles,  han permitido conocer más sobre los personajes y las leyendas de la ciudad. Muchas de las calles de la ciudad tienen una historia curiosa tras su nombre que la tradición ha conservado a lo largo del tiempo y que con estos recorridos se ha podido recordar.

Comentarios
Lo más