¿Qué pasó con los símbolos franquistas retirados de otras ciudades?

¿Qué pasó con los símbolos franquistas retirados de otras ciudades?
Ciudades como Lugo, Santander o Palma de Mallorca, que ya han retirado simbología franquista de sus calles, han guardado todos los símbolos en almacenes municipales, a la espera de qué hacer con ellos. Otros municipios, como Guadix, sí que cuentan en su museo con un escudo franquista retirado de una de sus plazas, y Barcelona organizó el año pasado una exposición, con mal resultado
 

Desde que se aprobó la Ley de Memoria Histórica, muchos municipios españoles comenzaron a retirar simbología franquista de sus calles. Al igual que sucederá en Salamanca, donde el medallón de Franco se guardará en los almacenes del museo DA2, la gran mayoría de las ciudades conservan estos símbolos en sus almacenes municipales, a la espera de decidir qué hacer con ellos.

Es el caso de Santander, que en diciembre de 2008 retiró la última estatua ecuestre de Franco que permanecía en un espacio público español. La figura se llevó a un almacén municipal, donde permanece hoy en día. 

Lo mismo ocurre en Lugo, donde algunos símbolos de la dictadura ya retirados, en su mayoría placas, aunque también un gran escudo que se encontraba en la subdelegación del Gobierno, se encuentran en almacenes municipales. Se ha propuesto varias veces la idea de llevar estos vestigios a museos, aunque varias asociaciones se han mostrado siempre contrarias a ello.

En Palma de Mallorca, el escudo y la leyenda que presidían el monolito de Sa Feixina fueron retirados y llevados a un almacén municipal. Este monumento, que estuvo a punto de derribarse, incluyó una placa para convertirse en un memorial a todas las víctimas del franquismo.

Al igual que estas ciudades, Cartagena custodia en dependencias municipales la simbología franquista que comenzó a retirar el año pasado, especialmente las piezas escultóricas, además de otros bustos, inscripciones y monumentos.

El municipio castellonés de La Vall d’Uixó también guarda en sus almacenes municipales el escudo franquista que se encontraba en el edificios de correos y que retiró el año pasado. Eso sí, la idea original era llevarlo al museo de la ciudad, pero al no caber debido a su tamaño, se está guardando hasta que se le encuentre una nueva ubicación. Si se encuentra este nuevo lugar, se valorará su exposición.

En El Vendrell (Tarragona), los símbolos franquistas retirados también se encuentran en almacenes municipales. En este municipio también se entregó una placa franquista, tallada en piedra, a los propietarios de la casa donde se encontraba, que no se opusieron en ningún momento a su retirada.

En La Alberca, Salamanca, el último escudo relacionado con la dictadura fue eliminado en diciembre de 2016. Se trataba de un escudo falangista que se encontraba en una de las fuentes del pueblo. Debido a la dificultad del proceso de retirada, ya que se tuvieron que realizar labores de picado, y a la piedra donde estaba esculpido, fue imposible su conservación.

En otras ciudades, sin embargo, directamente se eliminaron los vestigios franquistas. Es lo que ocurrió en Tenerife, donde a finales del año pasado se derribó el monolito del monte de Las Raíces que conmemoraba la reunión que el 17 de junio de 1936 un grupo de oficiales y el entonces comandante general de Canarias, Francisco Franco, mantuvieron para preparar el golpe militar.

Escudos franquistas en museos y exposiciones de estatuas

Salamanca tampoco sería el primer municipio en llevar un escudo franquista a un museo. Guadix, pueblo de Granada, retiró un escudo franquista que lucía en la Plaza de las Palomas. Los granadinos decidieron, además de retirar el escudo, documentarlo y exponerlo en el Museo de la Ciudad.

Barcelona también decidió, recientemente, organizar una exposición en el Centro Cultural del Born. Controvertida desde un principio, su inauguración finalizó con protestas de varios grupos. Pero no fue los únicos problemas que vivió esta exposición, ya que la estatua ecuestre de Franco terminó rota y derribada.

Otra de las estatuas expuestas en el Born, ‘La Victoria’, que presidió durante 71 años el cruce de la avenida Diagonal con el paseo de Gracia, descansa en los almacenes del Museu d’Història de Barcelona, y es utilizada para diversas exposiciones y jornadas artísticas.

Comentarios