Salamanca es la provincia más cara de la región en viviendas de segunda mano

Salamanca es la provincia más cara de la región en viviendas de segunda mano
El precio es de más de 1.400 euros por metro cuadrado, 600 euros más caro que en la más barata, Ávila. La media regional se sitúa en 1.232 euros. Los precios de todas las provincias cayeron, salvo en Palencia, en el primer semestre de 2016

La provincia de Salamanca, así como la ciudad, son las más caras de Castilla y León a la hora de comprar una vivienda de segunda mano. Según el informe semestral de precios de venta de www.pisos.com, esta se sitúo en junio de 2017 en los 1.411 euros por metro cuadrado en la provincia pese a haber descendido en este primer semestre del año. De hecho, en todas las provincias cayó el precio salvo en Palencia, en el que ascendió un 0,89%.

En la ciudad se repite este hecho y Salamanca vuelve a ser la localidad más cara en viviendas de segunda mano de la región, aumentando el precio hasta por encima de los 1.800 euros, el doble que en la más barata, la limítrofe Ávila, que también repite en el último lugar en la provincia, con apenas 809 euros por metros cuadrado, más de 600 euros menos que en la provincia charra.

En Castilla y León, el precio por metro cuadrado cayó durante el primer semestre en un 2,05%, mientras que, interanualmente, la caída aumenta hasta el 5,23%. En el último mes también se produjo un descenso, del 0,68%, mientras que en los últimos tres meses, este fue del 1,31%.

Estas caídas la sitúan en un precio medio de solo 1.232 euros por metro cuadrado, siendo la quinta más barata del país y por debajo de la media nacional, que en junio de 2017, registró un precio medio de 1.528 euros por metro cuadrado, eso sí, también descendiendo con respecto a diciembre aunque en menor medida, en un 1,14%.

Respecto a los municipios castellanoleoneses, Benavente (9,19%), en Zamora, fue el municipio que más subió de la región en el primer semestre. Por su parte, Valencia de Don Juan (-9,21%), en León, marcó el descenso más señalado de la autonomía en este periodo. Esta última localidad registró también el recorte interanual más llamativo (-14,34%). La mayor subida de un año a otro la arrojó Benavente (22,08%), siendo además el quinto municipio español que más creció en un año. San Ildefonso (1.770 €/m²), en Segovia, se situó como el municipio más caro de Castilla y León. El más barato fue Las Navas del Marqués (737 €/m²), en Ávila.

Según Miguel Ángel Alemany, director del portal inmobiliario pisos.com, “la heterogeneidad del mercado de la vivienda se pone de manifiesto una vez más”, añadiendo que “no podemos pensar que el sector inmobiliario es solo Madrid, Barcelona, las islas y ciertos enclaves de costa porque eso dejaría fuera de la ecuación a una parte muy amplia de la actividad residencial española”.  Para Alemany, “es importante tener en cuenta que los vendedores están apurando al máximo los ajustes, lo cual beneficia enormemente al drenaje del stock de la oferta de segunda mano existente en las zonas menos consolidadas, donde el mercado evoluciona a otro ritmo”.

El directivo insiste en que “para que una operación de compraventa se cierre con éxito, no solo es necesario que el precio sea atractivo, sino que la demanda cumpla el perfil que exigen las entidades financieras”. El responsable de pisos.com asegura que “las hipotecas están fluyendo de forma sostenible, lejos de los extremos de flexibilidad precrisis y de rigidez postcrisis”. En este sentido, Alemany estima que “el cupo de los compradores más solventes, aquellos que tenían ahorro y compraron al contado o superaron sin problema el scoring bancario, se cerró hace un año. Después, se abrió el turno de los compradores a los que les falta ese plus de estabilidad financiera que se necesita para convertirse en propietario bajo una previsión de morosidad escasa o nula”.

Comentarios
Lo más