Los trabajadores sanitarios reclaman medidas contundentes tras las últimas agresiones en la ciudad

Los trabajadores sanitarios reclaman medidas contundentes tras las últimas agresiones en la ciudad
Se han concentrado a las 12:00 horas a las puertas de los hospitales y centros de salud de toda la provincia. La Junta de Personal considera que determinadas medidas como los botones antipánico implantados deberían estar conectados con la Policía y Guardia Civil y que la vigilancia debe aumentarse, por ser la actual a su juicio insuficiente para el control de las agresiones

Trabajadores sanitarios de toda la provincia de Salamanca se han concentrado este viernes en hospitales centros de salud, tras las últimas agresiones a personal sanitario. Esta semana fue a un médico del centro de salud del barrio San José, pero la semana anterior a una enfermera en el hospital Virgen de la Vega y en marzo a dos enfermeros en urgencias pediátricas del hospital Clínico.

La Junta de Personal condena rotundamente cualquier hecho violento hacia los trabajadores, y pide que se emitan soluciones urgentes, a la vez que se intensifiquen las penas a los agresores. La Junta de Personal considera que determinadas medidas como los botones antipánico implantados deberían estar conectados con la Policía y Guardia Civil y que la vigilancia debe aumentarse, por ser la actual a su juicio insuficiente para el control de las agresiones.

“La administración es responsable de velar por la seguridad y el bienestar de sus trabajadores, los cuales están sometidos a diario a estos comportamientos, siendo inadmisible que los profesionales de la salud sean objeto de tratos vejatorios y agresiones”, afirma. La Junta de Personal recuerda, además, a la Administración que los castigos a los agresores deben ser más contundentes ya que estos son considerados atentado contra la autoridad y por lo tanto constitutivas de delito. Por ello, considera que debe revisarse y modificarse de manera urgente el protocolo de agresiones existente.

En palabras de la presidenta de la Junta de Personal, Aparicio Sierra, los sanitarios demandan "que no sea la persona la que denuncia sino que desde la administración sean ellos los que castiguen a los agresores". Además, piden campañas de formación para los usuarios ante el aumento del 40% en las agresiones, así como la toma de medidas para que se pueda trabajar con seguridad. Principalmente, las agresiones en el hospital se produce en los servicios de Urgencias, Salud Mental y Pediatría, si bien "se puede producir en cualquier servicio".

Comentarios
Lo más