A juicio dos jóvenes por tratar de robar en una vivienda de Zurguén

A juicio dos jóvenes por tratar de robar en una vivienda de Zurguén
Han sido procesados en la Sala de Penal número Dos de los Juzgados de Salamanca acusados de un delito de robo con fuerza en casa habitada en grado de tentativa, por el que el Ministerio Fiscal solicita 2 años de prisión para él, tras no comparecer, y 1 año y 6 meses para ella, que sí ha declarado

La Sala de Penal número Dos de los Juzgados de Salamanca ha acogido este miércoles a partir el juicio a un hombre y una mujer cuyas iniciales responden a R.M.V. y M.C.O.L., acusados de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa. R.M.V. no ha acudido a declarar y el Ministerio Fiscal, que pedía para él 1 año y 9 meses de cárcel ha elevado su petición a dos años por su incomparecencia. A ella le pide 1 año y 6 meses.

Los hechos se remontan al 30 de noviembre de 2015 en la calle Pierre Werner, en el barrio Zurguén. La Policía recibió un aviso telefónico al 091 alertando de que una pareja había tratado de forzar la puerta de entrada a una vivienda y había huido del lugar sin conseguir entrar, facilitando la dirección de la huida.

Una dotación policial interceptó en las proximidades de la gasolinera de la avenida Saavedra y Fajardo a una pareja que coincidía totalmente con la descripción facilitada. Durante el cacheo de seguridad, los agentes encontraron en el interior del bolso que portaba la chica un destornillador, instrumento que presumiblemente habían utilizado para tratar de forzar la puerta, introduciéndolo entre el marco, según pudieron observar en la inspección efectuada.

M.C.O.L. ha declarado que su pareja R.M.V. le llevó obligada a pedir comida por las casas de El Zurguén para dársela a su madre. Además, ha argumentado que le tenía miedo porque solía maltratarla. Reconoce que estuvieron en el rellano del piso y que el otro acusado zarandeó la puerta y se cercioró dice que no había nadie en el interior poniendo la oreja en la misma. Entonces comenzó a dar patadas en la puerta probando si cedía y metió un destornillador tratando de forzarla.

A preguntas de su defensa, la acusada ha declarado que en ocasiones portaba un destornillador encima para defenderse de los malos tratos de su pareja y que, en cualquier caso, él sí solía llevar uno porque era chatarrero. Además, a preguntas de la representación legal del otro acusado declaró que nadie les instó a marcharse y que desistieron de entrar en la vivienda por voluntad propia.

Tras la mirilla

En el acto de juicio ha depuesto como testigo la vecina que ocupaba el piso de enfrente cuando sucedieron los hechos y que fue quien llamó al 091 y dio la descripción de los sospechosos. Según su declaración, los acusados llamaron también a su timbre pero no abrió. Al escuchar que también llamaban al piso inmueble contiguo se acercó a la mirilla y observó cómo llamaban al piso de enfrente, él ponía la oreja para comprobar e intentaban entrar.

Según su relato, fue la mujer quien sacó el destornillador del bolso y se lo entregó a él que intentó acceder al interior de la vivienda con él y también intentando vencer la puerta a patadas. Llamó a la Policía y cuando percibió por la ausencia de ruidos que se marchaban se asomó a la ventana cubierta con la cortina y comprobó hacia dónde se iban y se lo dijo a la Policía.

En el plenario también han declarado como testigos los agentes de la Policía Nacional que intervinieron en la detención, que reconocieron el objeto encontrado en el bolso de la mujer y también el que realizó la inspección ocular de la puerta, confirmando que presentaba daños compatibles con las actuaciones descritas por la testigo.

Finalmente, ha declarado el dueño del piso que ha revelado que ya le han sido abonados los daños por parte de su empresa aseguradora y que solo fue necesario cambiar el bombín y uno de los listones adyacentes al mismo. Además ha revelado que reside fuera de Salamanca y que el piso lo suelen usar su mujer y su hija a temporadas porque ha declarado que viven en la provincia.

Conclusiones

En sus conclusiones, el Ministerio Fiscal ha solicitado sentencia condenatoria para los dos acusados entendiendo inculpatoria la incomparecencia de R.M.V. y considerando probada la participación de M.C.O.L. por las declaraciones de los que han depuesto como testigos reconociendo a la acusada y habiéndole encontrado el destornillador.

Sin embargo, el defensa de R.M.V. ha solicitado un eximente de desistimiento voluntario porque abandonaron la idea de entrar. Además, considera que no puede considerarse un delito de robo con fuerza en casa habitada en grado de tentativa puesto que no se ha podido probar la intención dolosa de robar y, en todo caso, debería considerarse un delito de daños. Igualmente, considera que no puede considerarse casa habitada porque el propietario ha declarado que tanto él como su pareja e hija residen fuera de Salamanca habitualmente.

La defensa de M.C.O.L. se ha adherido a los pronunciamientos del otro letrado en cuanto a la tipología del delito además y ha pedido la libre absolución de su representada al considerar que no ha quedado probada su participación en ilícito penal alguno yen suma ha recordado que la tarde de los autos estaba coaccionada por su pareja, que la maltrataba. 

Comentarios
Lo más