Fotografías y vídeos, un recuerdo para toda la vida que también evoluciona

Fotografías y vídeos, un recuerdo para toda la vida que también evoluciona
Atrás quedaron los vídeos de larga duración que nuestros conocidos nos obligaban a ver en jornadas vespertinas maratonianas, ahora la tendencia está marcada por la originalidad y por los vídeos breves de unos treinta minutos

Contar con un fotógrafo, incluso con un dron que grabe a vista de pájaro el enlace, es otro de los elementos casi imprescindibles de las bodas. Laura López, cofundadora de la productora Punto y Coma Films, señala que “lo habitual para tener unas fotos de calidad o de autor suele rondar entre los 1.000 o 1.500 euros, sin contar el IVA. Algunos fotógrafos incluyen el álbum en este precio y una sesión preboda para conocer a los novios, pero cada vez son más los que ofrecen el servicio de álbum por separado”.

Lo cierto es que, como en todos los sectores, el nupcial también se ha ido modernizando. Atrás quedaron los vídeos de larga duración que nuestros conocidos nos obligaban a ver en jornadas vespertinas maratonianas, ahora la tendencia está marcada por la originalidad y por los vídeos breves de unos treinta minutos. “Los vídeos de boda se han vuelto algo mucho más creativo, siendo más próximos a un videoclip o a un documental de autor”, afirman desde la productora.

Comentarios
Lo más