Así luce el hueco del medallón de Franco tras su retirada de la Plaza Mayor

Así luce el hueco del medallón de Franco tras su retirada de la Plaza Mayor
La extracción del relieve escultórico se realizó el pasado viernes 9 de junio, siendo trasladado a las instalaciones del Domus Artium 2002, edificio que dispone de un espacio con las condiciones adecuadas para el almacenaje de obras de estas características. No será expuesto y quedará guardado. Dos piezas de piedra de Villamayor cubren ahora el hueco, ¿hasta una próxima reposición?

El lugar ocupado durante ocho décadas por el medallón del dictador Francisco Franco en la Plaza Mayor de Salamanca ya luce vacío. Tras su retirada el pasado viernes del Pabellón Real del ágora charra, el medallón queda ahora a la espera de un nuevo inquilino. Y dos son las peticiones mayoritarias, el actual Rey de España, Felipe VI, o Alfonso IX de León, fundador de la Universidad de Salamanca, que en 2018 cumplirá ocho siglos.

El Ayuntamiento de Salamanca adjudicó las obras en cumplimiento de la resolución de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León y en ejecución de una sentencia judicial. Cabe recordar que esta comisión acordó por unanimidad retirar el medallón al considerar que no está afectado por ninguna de las excepciones de la Ley de la Memoria Histórica.

La retirada del relieve escultórico se realizó garantizando que no se produzca ningún daño en la Plaza Mayor, monumento declarado de Bien de Interés Cultural. Los trabajos se desarrollaron bajo la supervisión y seguimiento de los técnicos del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León.

En el proceso se han llevado  a cabo las siguientes actuaciones: la retirada solamente de la pieza de piedra que contiene el medallón, la reposición del hueco dejado con piezas de piedra de Villamayor y el repicado de la inscripción inferior de la cartelera.

Una vez retirado el medallón ha sido preciso reponer los sillares para cerrar la superficie de aproximadamente 90 por 95 y 90 por 95 centímetros. Y desde allí fue trasladado a las instalaciones del museo Domus Artium 2002 (DA2), edificio que dispone de un espacio con las condiciones adecuadas para el almacenaje de obras de estas características. Lugar donde quedará guardado, sin exponerse.

Comentarios
Lo más