Asamblea de Red Acoge: celebrando la diversidad

Asamblea de Red Acoge: celebrando la diversidad
‘Lo que todas las personas tenemos por igual es que somos diferentes’. La organización celebró este sábado un acto en la Plaza del Oeste con el lanzamiento de pelotas de colores que llevaban escritos mensajes aplaudiendo la integración y la cohesión social, basándose en la ciudadanía y no en la nacionalidad
 

Red Acoge ha celebrado este fin de semana en Salamanca su 48 asamblea bajo el lema: ‘Lo que todas las personas tenemos por igual es que somos diferentes’. Desde hace 26 años, la organización apuesta por la construcción de una sociedad más diversa y rica, con pleno respeto a los derechos humanos de todas las personas  y una visión a largo plazo que gestione los beneficios para la sociedad de políticas inclusivas, igualitarias y basadas en la ciudadanía y no en la nacionalidad, que trabaje por la cohesión social, la gestión de la diversidad, la no discriminación y la integración de todas las personas.

Por eso, en la Plaza del Oeste tuvo lugar un acto de celebración con el lanzamiento de pelotas de colores que incluían mensajes a favor de la diversidad como símbolo de la sociedad plural y diversa por la que Red Acoge y Salamanca Acoge apuestan y trabajan. “En un momento en el que proliferan los discursos del odio y la discriminación, es momento de reivindicar una sociedad inclusiva en la que las personas extranjeras también tienen cabida”, aseguró Emma Garrido de Red Acoge a SALAMANCA24HORAS.

En este sentido, Emma Garrido incidió en la necesidad de conformar una sociedad heterogénea con políticas que favorezcan la inclusión real y políticas muy generales que no tengan en cuenta al ciudadano y que estén vacías de contenido. “Por ejemplo, los refugiados que llegan carecen de medidas que favorezcan su plena integración. No tiene sentido que tengan los mimos plazos los refugiados que hablan castellano y los que no”, ejemplificó, señalando además como imprescindible hablar de diversidad en los ámbitos educativos para mitigar así la proliferación de delitos de odio. 

Red Acoge persigue el pleno respeto a los derechos humanos de todas las personas y con una visión a largo plazo, dirigida a la gestión de los beneficios para una sociedad diversa que implican las políticas inclusivas, según el manifiesto emitido este sábado. “Una sociedad que trabaje por la cohesión social, la gestión de la diferencia como oportunidad, la no discriminación y la integración de todas las personas”.

Asimismo, manifestaron su “profunda repulsa” contra cualquier acto de terrorismo y violencia y su especial preocupación por que las medidas tomadas en nombre de la seguridad alimenten en la sociedad el rechazo hacia otras culturas y creencias, “basado en información sesgada, y que ello contribuya al avance del discurso del odio y de una sociedad xenófoba e intolerante”, expusieron.

En este sentido, Red Acoge quiso dar un toque de atención a los responsables de gestionar la llegada a Europa de los refugiados. “Están llegando personas que huyen de guerras, del hambre, de la miseria y de los desastres causados por los cambios medioambientales provocados por nuestro propio desarrollo. Pero esta Europa, cada vez más insolidaria, incumple sus compromisos internacionales y externaliza a otros países la gestión de sus fronteras aunque ello implique la tolerancia con la vulneración de los derechos humanos”, en referencia al acuerdo con Turquía.

Red Acoge, como indicó en su comunicado, apuesta por exigir un sistema de acogida e integración real, eficaz, justo, que garantice los derechos de todas las personas, que cumpla con los compromisos internacionales libremente asumidos y no permita la devaluación de los estándares de acogida como ya está sucediendo en algunos países. “Solo apostando por una sociedad diversa fuerte y cohesionada seremos capaces de afrontar los retos que tenemos por delante, y ello nos permitirá luchar contra los discursos racistas y xenófobos que avanzan en Europa basados en el miedo a las diferencias”. 

Reivindicaciones de Red Acoge

Por ello, reclaman vías legales y seguras para que las personas migrantes y refugiadas puedan llegar a Europa sin poner en riesgo sus vidas. “No queremos asistir a ninguna tragedia más en ningún mar y en ninguna frontera, que hubieran podido ser evitadas con políticas centradas en salvar vidas y no en impedir que estas personas lleguen a Europa”.

Exigen una legislación respetuosa con los derechos humanos que se fundamente en el principio de solidaridad, frente a las políticas actuales basadas en la seguridad que quieren construir una fortaleza en Europa y que gestionan la inmigración como un ‘problema’.

Demandan a la Unión Europea que deje de firmar acuerdos con terceros países que permiten la devolución de personas sin permitirles solicitar protección y que tan solo pretenden aumentar el número de personas expulsadas de nuestro territorio.

Solicitan la derogación de la normativa sobre Ceuta y Melilla que pretende dar soporte legal a una práctica absolutamente ilegal por la cual España puede devolver a las personas que salten la valla sin las garantías legales a las que tienen derecho, y sin posibilidad de solicitar protección internacional.

Piden que no se prive de libertad a las personas por hechos que solo son faltas administrativas y la desaparición de los centros de internamiento. “Demandamos que las devoluciones y expulsiones sean respetuosas con la realidad de cada persona, contemplando el arraigo antes de proceder a expulsiones injustas y prohibiendo las llamadas expulsiones cualificadas, que no tienen amparo legal”.

Quieren un sistema de protección eficaz con los grupos especialmente vulnerables como los menores no acompañados y las víctimas de trata, “que deben ser correctamente identificados y gozar de garantías legales y de protección”.

Para Red Acoge es fundamental el restablecimiento de la cobertura sanitaria universal para todas las personas, en todas las comunidades autónomas, así como “un compromiso estable de garantía de derechos que evite que en el futuro se repitan situaciones de restricción de acceso a los derechos más básicos”.

Reivindican además que no se utilice la actual situación en relación a las personas refugiadas para recortar aún más los derechos de las personas que migran por motivos económicos, estableciendo una nueva categoría de exclusión.

Instan a los responsables políticos a desarrollar verdaderas políticas de integración que fomenten la igualdad de oportunidades y eliminen los obstáculos para la participación plena en sociedad que condenan a las personas a situaciones de exclusión social.

“Exigimos a todos los representantes políticos y a los generadores de opinión que no utilicen el tratamiento de la migración como instrumento para criminalizar a las personas que sólo quieren conseguir una vida mejor”.

A cambio, “Red Acoge se compromete a seguir trabajando por los derechos de las personas migrantes, poniendo a las personas en el centro de nuestras acciones y facilitándoles ser protagonistas de su propia integración, con capacidad de decisión sobre su futuro, y con pleno respeto a sus derechos. Y queremos seguir haciéndolo durante muchos años más, con la misma energía, la misma ilusión, y los mismos valores que nos hicieron comenzar”, concluyeron.

Comentarios
Lo más