El alto coste de tener teléfono móvil en los pueblos junto a Portugal

El alto coste de tener teléfono móvil en los pueblos junto a Portugal
La precisión de conexión en la frontera ha aumentado en los últimos años aunque todavía se podían ver algunos sobresaltos en las facturas por descuidos o desconocimiento. Los vecinos de las localidades de La Raya, como Fuentes de Oñoro, podían estar conectados a una red portuguesa pese a estar territorio nacional con lo que conlleva. Recibir llamadas y, sobre todo, conectarse a internet podía llegar a ser problemático en muchas ocasiones
 

“Ni un descuido se puede tener”, comentan vecinos de Fuentes de Oñoro, una de las localidades salmantinas de La Raya que, durante años, han sufrido los efectos de los sobrecostes por el roaming itinerante sin ni siquiera salir de suelo nacional. Y es que en ocasiones, a pesar de encontrarse en la misma localidad, era la red portuguesa a la que se conectaba el propio móvil, pudiendo dar algún susto en la factura.

Esta se daba principalmente en aquellos que no estuvieran acostumbrados a estos problemas existentes en la frontera. Los salmantinos, o de otras provincias, que acudían a disfrutar de un fin de semana o de las fiestas de la localidad, en agosto, cuando, como ocurre en la mayoría de los municipios salmantinos, se multiplica la población. 

En estos momento, a pesar de que el mensaje obligatorio sobre el coste de las tarifas en las redes portuguesas llegaba al móvil como aviso, un descuido podía suponer una factura superior a lo esperado. Esto es algo que ha ocurrido en numerosas ocasiones a pesar de no traspasar la frontera. Algunas veces ha acabado con final feliz después de reclamaciones pero en otras no ha sido así. 

La precisión de las redes, sin embargo, ha ido avanzando con el paso de los años y de la tecnología, aunque la nueva normativa referente al roaming sí hace alusión a este problema de los vecinos fronterizos. Ahora, si el móvil detecta en una ocasión durante el día la red nacional ya no se puede aplicar el roaming o, lo que es lo mismo, solo una vez conectado en territorio nacional contará como si se hubiera estado todo el día en España. 

El fin de los sobrecostes evitará esos problemas a la hora de conectarse, llamar o, sobre todo, recibir llamadas, que también tenían una tarifa por minuto de voz y que ahora desaparecerá. Este último era el principal problema en los descuidos de los vecinos de la frontera, como los de Fuentes de Oñoro, ya que, al coger el teléfono mucho ni siquiera sabían si se estaba conectado a la red nacional o extranjera. 

El precio de estas llamadas, sin embargo, era menor por lo que los principales problemas económicos se daban en lo referente a datos móviles ya sea a través del teléfono o cualquier otro dispositivo como pinchos o tablets. En esta ocasión, especialmente en descargas masivas, la factura podía llegar a precios desorbitados y todo ello sin haber pisado suelo portugués. Todos estos problemas desaparecen a partir de este jueves.

Comentarios
Lo más