El incendio de Portugal tiñe de gris el cielo de León

El incendio de Portugal tiñe de gris el cielo de León
El devastador incendio que se extendió por las zonas montañosas de Pedrógão Grande y que ha acabado con la vida de 63 personas en Portugal ha provocado una gran humareda que también ha llegado a León.

A pesar de que el cielo de este lunes estaba cubierto, el color gris del ambiente no se debía sólo al estado atmosférico. El trágico incendio que ha acabado con la vida de 63 personas en Portugal ha provocado una gran humareda que ha llegado, incluso, al cielo de León, atravesando el sur de Galicia y una parte de la provincia de Lugo.

Los devastadores incendios que hoy siguen azotando a Portugal también dejan huella desde el espacio: El sensor MODIS en el satélite Terra de la NASA capturó una imagen diurna de humo que se elevaba hacia el norte desde áreas de incendio activo el 18 de junio.

Además, la ausencia de lluvia y las altas temperaturas propician más la presencia de este humo, cuyo origen tuvo lugar el pasado sábado, 17 de junio, cuando los rayos encendieron un fuego mortal que se extendió por las zonas montañosas de Pedrógão Grande, un municipio en el centro de Portugal situado a unos 160 kilómetros al noreste de Lisboa.

Los efectivos de la UME trabajan desde esta mañana en el entorno de Cernache do Bonjardim en uno de los focos del incendio de Portugal

El centenar de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) desplazados desde Madrid y León para participar en las labores de extinción del trágico incendio que asola zonas del centro de Portugal trabaja desde las ocho de la mañana de este lunes en uno de los focos del devastador fuego en las proximidades de la localidad de Cernache do Bonjardim, en el concejo de Serta.

Acompañados de 19 vehículos, el dispositivo militar español colabora con los efectivos portugueses en la zona que les ha asignado un comandante de bomberos del país luso. Se emplean en tareas de extinción y para evitar que se reproduzcan los focos aparentemente apagados y lo hacen en turnos de trabajo de 12 horas.

El dispositivo de la UME está desplegado en una localidad que ha acogido en su centro parroquial a vecinos de varias aldeas del entorno que han tenido que ser desalojadas y sobre la que sobrevuelan de forma constante los medios aéreos que también se emplean a fondo en la lucha contra el fuego. Una lucha en la que no ayudan las condiciones meteorológicas, con máximas hoy de 37 grados que mañana llegarán a los 38.

En el centro de mando de la UME están, entre otros, el sargento primero Alberto Vázquez, quien explicó a Ical que tras llegar esta madrugada a Portugal y ponerse a disposición de los mandos lusos, iniciaron su tarea a primera hora, donde permanecen hasta desplazarse para descansar a la zona logística, desde donde se dirige el operativo y donde se reponen fuerzas. "Cada persona lo vive de una forma distinta. No es un incendio más; se está trabajando todo lo que se puede en esa zona", resume sobre una actividad que les mantendrá en la zona no saben hasta cuándo.

La Unión Europea, a través de su Mecanismo de Protección Civil, atendió la petición del Gobierno de Portugal y autorizó al Gobierno de España el envío de los militares de la UME a la zona de Pedrogao Grande. Son 44 miembros del primer Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM I), con sede en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), y 56 del quinto Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM V) con sede en Ferral del Bernesga (León).

El material de ataque al fuego desplazado a Portugal, según informa la UME, está formado por seis autobombas y un vehículo nodriza, además de los medios humanos sanitarios, una ambulancia con capacidad para soporte vital avanzado y diversos sistemas de comunicaciones.

Comentarios