CSIF inicia una campaña para reforzar su presencia en la empresa privada

CSIF inicia una campaña para reforzar su presencia en la empresa privada
El sindicato independiente tiene representación en unas 150 empresas de Castilla y León. Unos 50 delegados celebran en Valladolid una ‘Jornada de Negociación de Convenios Colectivos’, con la presencia del coordinador nacional del sector de Privada de CSIF, Pedro Poves. CSIF insiste en la necesidad de reformar la Ley Orgánica de Libertad Sindical, “que, aprobada con la llegada de la democracia, ha quedado desfasada y que no atiende la pluralidad democrática de la sociedad española”

Tras lograr representatividad suficiente para promover e impulsar la negociación colectiva “en un buen número de empresas”, el sindicato independiente CSIF ha iniciado en Castilla y León una campaña con diversas iniciativas, para “potenciar” el papel de CSIF en el ámbito del sector privado, donde tiene representación en unas 150 empresas.

 Una de estas iniciativas es la Jornada de Negociación de Convenios Laborales, que se celebra este miércoles en Valladolid con la participación de 50 delegados de empresas significativas de las nueve provincias de Castilla y León, y la presencia del coordinador nacional del sector de Privada de CSIF, Pedro Poves.

Encuentro en el que además de repasar diferentes aspectos del proceso de una negociación colectiva, se analizarán las demandas que están trasladando los trabajadores, y se valorará la situación de CSIF en el contexto y el ámbito del sector privado de la empresa, “donde estamos entrando con mucha fuerza, a pesar de las dificultades con las que nos encontramos”, señala el presidente del sector de Privada de CSIF en Castilla y León, Gregorio Pastor.

En este sentido, Pastor lamenta que, “al igual que estamos haciendo importantes aportaciones en las negociaciones de convenio de empresa, el blindaje legal sindical existente no nos permita participar en las negociaciones colectivas sectoriales, algo incomprensible en la sociedad democrática española del siglo XXI”.

CSIF viene reclamando desde hace tiempo al Gobierno la reforma de la Ley Orgánica de Libertad Sindical, que regula el marco y las condiciones de la representatividad y la actividad sindical. “Una ley que se elaboró con la llegada de la democracia, en unas circunstancias muy concretas de la sociedad española, y sólo con la intervención de los dos sindicatos mayoritarios. Es una normativa que ya no representa ni a la sociedad ni al conjunto de los trabajadores de España, que ha quedado desfasada”.

Por ejemplo, CSIF critica que la vigente Ley de Libertad Sindical no permite a un sindicato participar en el Diálogo Social o en la negociación de convenios sectoriales si no tiene un 10% de representación a nivel nacional o un 15% a nivel autonómica.

“Una exigencia que los propios partidos no se ponen a sí mismos, ya que pueden tener representación parlamentaria o municipal con un 5% o incluso porcentajes menores. Hay muchos trabajadores que no están representados en las mesas de negociación”, recalca CSIF. “Si consideramos que el bipartidismo no refleja la pluralidad política en España, ¿por qué los partidos no reconocen y trabajan para terminar con el bisindicalismo, que tampoco refleja la pluralidad sindical de los trabajadores españoles”, se pregunta CSIF.

Además, el sindicato independiente denuncia que las “lagunas” de la actual normativa sindical, “tolera y permite que, en Castilla y León, se mantengan cientos de delegados fantasmas, de empresas que ya no existen, y por los que se reconoce una representación y unas subvenciones. Un número de delegados fantasmas que asciende a unos 80.000, en el conjunto de España”.

El coordinador nacional del sector de Privada de CSIF, Pedro Poves, asegura que cada vez son más los trabajadores que buscan “una alternativa al sindicalismo de clase, un sindicalismo más profesional y menos político, más pendiente de resolver problemas laborales concretos, y con buenos gabinetes jurídicos”.

Comentarios
Lo más