Cantaracillo adapta su callejero a la Ley de Memoria Histórica y Bóveda del Río Almar se niega

Cantaracillo adapta su callejero a la Ley de Memoria Histórica y Bóveda del Río Almar se niega

Un nuevo municipio de la provincia de Salamanca ha cambiado el nombre de alguna de sus calles para cumplir con la Ley de Memoria Histórica a instancias del partido político valenciano Compromís, que continúa remitiendo cartas a los ayuntamientos que conservan nombres relacionados con la dictadura franquista.

En concreto, el municipio de Cantaracillo ha cambiado la denominación de la calle Salas Pombo por el nombre Cañada Real. Lo ha hecho en sesión plenaria, en cuyas actas está reflejado que lo hace en virtud de la Ley de Memoria Histórica que establece medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil o la dictadura.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Bóveda del Río Almar ha remitido un escrito al senador de Compromís, Carlos Mulet, reconociendo que lo que su pleno municipal ha aprobado es no cambiar nada en su callejero. Eso sí, se comprometen a tramitar dicho cambio “una vez sean retirados todos los símbolos del territorio español.  

Comentarios