El Teatro Liceo acoge la danza ‘Vuelos’

El Teatro Liceo acoge la danza ‘Vuelos’

El Teatro Liceo ha disfrutado este sábado de ‘Vuelos’, una obra de danza contemporánea para público familia inspirada por la imaginación de Leonardo da Vinci. El espectáculo ha sido interpretado por la compañía Aracaladanza.

‘Vuelos’ pretende alentar el disfrute de todos los sentidos, convirtiéndolos también en una herramienta subversiva que contribuya a cambiar el mundo. Las máquinas de Leonardo, sus diseños, sus planos así como su pintura y escultura son el punto de partida e inspiración para un trabajo escénico en el que Aracaladanza explora el sueño universal del Hombre: el vuelo.

La compañía

Desde hace 21 años Aracaladanza comparte con el público un universo fascinante, desde la mirada de quien, a través de la imaginación y de la danza, está convencido de que la magia transforma de manera mágica la realidad. Premio Nacional de Teatro para la Infancia y la Juventud 2010, por su "compromiso" con ese público y su "exigencia estética, artística y técnica"; reiteradamente premiada en FETEN (Feria Europea de Teatro para Niños y Niñas); ganadora de varios Max; reconocida por la crítica; seguida por una legión fiel de espectadores e invitada en festivales nacionales e internacionales.

Aracaladanza destaca por su inusual manera de trabajar, proyectando nuevas visiones escénicas de la imaginación y creando exquisitos espectáculos dirigidos al público infantil y adolescente con historias sencillas que a través del vestuario, la música, la luz, el ritmo y el movimiento también saben involucrar al espectador adulto en un mundo fantástico que busca repetirse en los sueños.

En los cinco últimos años, la compañía ha levantado el telón en más de 500 ocasiones; ha visitado festivales internacionales de África, Europa y Asia; ha mantenido una estrecha colaboración con compañías argentinas de teatro y títeres y ha pisado escenarios de Alemania, Australia, Francia, Holanda, Irlanda, Reino Unido, Marruecos, México, Turquía, Hong Kong, Macau y Taiwan.

Comentarios