La modificaciones fiscales pasan el trámite del pleno municipal extraordinario

La modificaciones fiscales pasan el trámite del pleno municipal extraordinario

Este viernes tiene lugar una sesión extraordinaria del pleno municipal en el Ayuntamiento de Salamanca a partir de las 11:30 horas con el objeto de debatir las ordenanzas fiscales para los próximos dos años. La propuesta será aprobada, según han anunciado en comparecencia pública, con el voto favorable del equipo de gobierno del Partido Popular y del grupo municipal de Ciudadanos.

Antes de comenzar el pleno se guardó un minuto de silencio en memoria de todas las víctimas de la Violencia de Género así como aquellas de los incendios que arrasaron Galicia el pasado fin de semana.

Según indicaron el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, y el portavoz de Ciudadanos, Alejandro González, entre las medidas más destacadas de este nuevo pacto está el anuncio de una rebaja del 5% del Impuesto de Bienes Inmuebles en el año 2019, así como mantener, con carácter general, la congelación de todos los tributos, precios públicos y tarifas, salvo aquellos que deban ser actualizados al IPC por la obligatoriedad derivada de algunos contratos municipales para el año 2018.

En este sentido, el Partido Popular y Ciudadanos han acordado aplicar el Índice de Precios al Consumo del 0,9%, correspondiente al aumento experimentado entre los meses de mayo de 2015 y 2017.  La reducción del IBI, una medida muy solicitada por los diferentes grupos municipales beneficiará a más de 80.000 contribuyentes en Salamanca, mientras que la congelación del resto de impuestos alcanzará a más de 121.000 salmantinos. En términos absolutos de ahorro, la rebaja en el IBI supondrá a los contribuyentes cerca de dos millones de euros.

Asimismo, en virtud de una recomendación de la Defensora del Contribuyente, se ampliarán las bonificaciones o reducciones de tarifas contenidas en diversas Ordenanzas Fiscales a quienes trabajen y cuenten con ingresos inferiores al salario mínimo y cuya unidad familiar esté formada por una persona. Este cambio referido al cómputo de los miembros de la unidad familiar permitirá que las rebajas fiscales lleguen a un mayor número de contribuyentes a partir del próximo año.

En todas las modificaciones llevadas al pleno, Ciudadanos  y PSOE se abstuvieron, mientras que Ganemos se abstuvo en 9, votó en contra en otras 9 e incluso votó a favor en la referente al precio del servicio público de transporte urbano colectivo de viajeros.

Partido Popular y Ciudadanos recuerdan que son medidas para beneficiar a la ciudadanía

Fernando Rodríguez afirmó que gracias a los pactos firmados con Ciudadanos, los cinco impuestos municipales "o habrán estado congelados o habrán sufrido rebajas" durante todo el mandato de la corporación municipal. Y, pese a que la rebaja del IBI obligará a reducir los presupuestos municipales, al reducirse también la deuda amortizada en 2020, esta reducción sólo afectará al propio 2019, "por lo que no hay nada de electoralismo" sino "mucho de responsabilidad" en esta decisión de esperar a ese año para aplicar la bajada del impuesto.

Además, el concejal de Hacienda remarcó que todas estas medidas se aplican en beneficio de la ciudadanía, y aseguró que Salamanca cuenta con algunas de las tasas más bajas en las tarifas de autobuses, de recogida de basuras o del agua, aunque la oposición se empeñe en negarlo.

Por su parte, Alejandro González aseguró que Ciudadanos había conseguido con el equipo de Gobierno "un buen acuerdo" al que invitó que se sumasen el resto de partidos, y pidió a Ganemos que ejerciesen una "oposición constructiva al servicio de la ciudadanía" en vez de la oposición destructiva a la que acostumbran. Además, el portavoz de Ciudadanos recordó que desde que entraron en la oposición se han congelado las tasas municipales, además de conseguir la bajada de otras muchas, entre ellas el IBI que supondrá "un ahorro anual de dos millones de euros para la ciudadanía salmantina".

Alejandro González aseguró, de igual manera, que a su partido "le gustaría aplicar medidas más agresivas" para bajar los impuestos, pero que la deuda arrastrada lo impide a día de hoy, si bien seguirán aplicando medidas fiscales para favorecer a la población charra a la vez que se salvaguardarán los recursos del Ayuntamiento para mantener la calidad servicios públicos. Finalizó su intervención recordando que Salamanca es la única ciudad de Castilla y León donde la ciudadanía paga cada vez menos impuestos.

Descontento en el resto de la oposición

Las ordenanzas podrán aprobarse con los votos favorables del Partido Popular y de Ciudadanos, aunque la sesión plenaria no estará exenta de debate. El Partido Socialista ha asegurado esta semana que este acuerdo condolida el “idilio amoroso” de ambos grupos, en palabras de José Luis Mateos, que también dijo que “Ciudadanos se presta a extender la alfombra roja a Mañueco de cara las próximas elecciones autonómicas”, aunque manifestaron su abstención para beneficiar, en ciertas medidas aprobadas, a la ciudadanía. 

José Luis Mateos lamentó que el de PP y Ciudadanos ya son "un matrimonio consumado", y recordó que "dónde quedaron aquellos tiempos" cuando algunos partidos se consideraban el cambio político necesario y que ahora han pasado a "cambiar para adaptarse" al equipo de Gobierno. Además, criticó que la bajada del IBI se vaya a realizar en 2019, "año de elecciones municipales y autonómicas", mientras que los trabajadores salmantinos sufren "una congelación salarial" constante, por lo que se deja de lado la progresividad y la redistribución, política del PSOE.

Por su parte, Ganemos Salamanca también ha comparecido esta semana para valorar el acuerdo sobre las ordenanzas fiscales. La agrupación de electores, de hecho, se congratula por la anunciada bajada del IBI por la repercusión que tendrá en los bolsillos de los salmantinos, aunque acusó a los dos partidos que suscriben el pacto de electoralismo, ya que se aplicará en 2019, año electoral.

Gabriel Risco explicó en el pleno su voto en contra se debe a que este es "un pacto que se podría resumir como que hay que rescatar al Partido Popular" y criticó la palabra del portavoz de Ciudadanos, Alejandro González, al que recordó que "no se puede perder la dignidad política y ética tan rápidamente". Así, el concejal afirmó que "este pacto no mira por la ciudadanía, sino por el mantenimientos de los puestos del Partido Popular y Ciudadanos", y que es mentira "que se congelen las tarifas", sino que muchas de ellas se subirán, "como el agua". Además, Risco recordó que cuando el IPC fue negativo no se bajaron las tasas, por lo que ese dinero "se le debe a la gente" y pidió que utilicen bien los recursos de la gente.

Sin embargo, sí se congratuló porque se incluya la bonificación propuesta por Ganemos Salamanca de familias unipersonales que cobren menos que el SMI, "aunque no se ha extendido a todas las ordenanzas fiscales a las que se podría". Respecto al IBI, lamentó que pese a que se bajará el IBI "por fin", Salamanca sigue siendo la segunda ciudad con el IBI más alto, sólo por detrás de León. Así, el concejal recordó que se podría reducir aún más el tipo de Impuesto sobre Bienes e Inmuebles "sin que afectase a las arcas municipales" además de hacerse una bajada del 5% para 2018 y no tener que esperar a 2019, y recordó que no es de recibo "que el Corte Inglés pague el mismo tipo de IBI que una familia normal".

Comentarios
Lo más