El icono de la arquitectura de la pizarra que necesita reparación 13 años después de su inauguración

El icono de la arquitectura de la pizarra que necesita reparación 13 años después de su inauguración

no de los iconos de la Ponferrada del S. XXI, el edificio de servicios, biblioteca y cafetería del Campus de Ponferrada de la Universidad de León (ULE), la multipremiada obra arquitectónica de Belén Martín Granizo y Daniel Diez Font entra en obras poco más de una década después de su inauguración.

Este edificio, en realidad tres en uno, es considerado una de las muestras más representativas del uso de la pizarra en edificación pública, con múltiples reconocimientos en su haber, entre ellos el Premio de Arquitectura de Castilla y León para edificios de nueva planta y urbanización y paisajismo en su quinta edición. Destacaba entonces el jurado que este edificio era merecedor del premio "por la ambiciosa solución de un programa complejo a partir de una fragmentada solución topográfica que permite desplegar un rico espacio interior, cualificado por la plegada geometría de las cubiertas, que retoma la unidad espacial por medio de la iluminación natural y la contención material".

Pero toda esta rica definición costará 332.000 euros arreglarla ya que la cubierta presenta numerosas deficiencias poco más de una década después de su puesta en marcha al servicio de la institución académica leonesa, que ha adjudicado recientemente las obras con un plazo de ejecución de dos meses. El edificio fue finalizado en el año 2003 y la Biblioteca entró en funcionamiento a principios del 2004, unas instalaciones que tenían un presupuesto inicial de más de cuatro millones de euros financiados gracias a los fondos Miner pero que acabó costando casi seis.

La ULE realiza las obras obligada, según un informe técnico encargado a un tercero, "dado su mal estado de conservación y el grave deterioro sufrido de los materiales que la constituyen". La audaz propuesta arquitectónica, ejecutada por la UTE Teconsa-Martínez Núñez de la familia del mismo nombre hoy implicada en diversas tramas corruptas como 'Gürtel', presenta "desde hace tiempo (...) diferentes patologías o lesiones como son la fisuración de láminas asfálticas, oxidación de los elementos metálicos de la perfilería, deficiente diseño y ejecución de lucernarios (sellados defectuosos, altura insuficiente respecto al nivel de la cubierta), deficiente sellado perimetral del acristalamiento, defectuoso funcionamiento del sistema de pluviales, en bajantes y canalones y deficiente ejecución en el soporte de revestimiento, etc. que provocan la entrada de agua sobre zonas críticas del edificio como son las salas de lectura, zonas de ordenadores, etc".

Comentarios
Lo más