Un ejemplo de solidaridad desde Murcia

Un ejemplo de solidaridad desde Murcia

Mario González Riquelme es un joven procedente de Murcia que llega a Salamanca para realizar una colaboración Salamanca Acoge. En concreto, hará un spot, aunque antes ha tenido tiempo para compartir con nosotros su experiencia como voluntario en Murcia Acoge dentro del marco del programa Equipo B, ¿Pero que es el equipo B?

El equipo B es un grupo de personas voluntarias, que realizan una función de acompañamiento a los refugiados que llegan a su territorio, ayudándoles con el aprendizaje de la lengua, atención sanitaria o simplemente para tomarse un café, hay que tener en cuenta que cuando las personas cambian de país pierden sus redes sociales, lo que puede producir una sensación de aislamiento y vulnerabilidad. El objetivo que persigue el equipo B es que la integración de estar personas sea más llevadera.

¿Cómo conociste el equipo B?

Fue a raíz de una práctica de la universidad, en la que tenía que realizar un reportaje sobre inmigración. A través de una búsqueda de información me topé con la asociación Murcia Acoge, ellos me facilitaron información y me trataron muy bien. Un año más tarde se creó el quipo B y tras infórmame decidí hacerme voluntario ya que había tenido muy buena experiencia en la entidad.

¿Por qué decidiste formar parte del equipo B?

Siempre he sentido que Murcia se me queda pequeña, me encanta conocer gente y tener nuevas experiencias, por lo que pensé que a través del equipo B podía conocer gente a la vez que les ayuda, y eso muy gratificante.

¿Cuál es la mejor experiencia que has tenido dentro del equipo B?

Una de las mejores experiencias que he tenido dentro del equipo B ha sido gracias al fútbol. Me di cuenta de que muchos de los jóvenes refugiados que llegaban tenían en común la afición por el fútbol, ha sí que se me ocurrió la idea de organizar partidos semanales en los que todos nos encontrásemos, y de esta manera se pudiesen relacionar tanto con personas en su misma situación, como con jóvenes nacionales.

Ha sido muy satisfactorio para mí ver como partido a partido las relaciones se iban afianzando y todos pasaban de ser conocidos a ser amigos, tanto es así, que cuando realizamos actividades diferentes todos acudimos y enseguida preguntamos por los demás, por lo que puede puedo decir que además de integrar a la gente he conseguido hacer nuevos amigos.

¿Que dirías que te aporta ser voluntario dentro de este proyecto? 

Sinceramente, lo que me aporta es satisfacción conmigo mismo, ya que estoy invirtiendo mi tiempo en ayudar a personas a encontrar una oportunidad en un nuevo país y, cuando me pongo en su lugar, pienso que, si yo también tuviese que abandonar mi país porque corro peligro, o porque se está desatando una guerra, me gustaría tener la oportunidad que yo intento brindarles aquí.

Después de finalizar la entrevista, me quedo con la sensación de haber conocido a una persona que es un ejemplo de solidaridad y empatía, una de esas personas con a las que merece la pena escuchar.

Comentarios
Lo más