Ganemos pide nuevamente eliminar las exenciones fiscales a establecimientos y Bienes de Interés Cultural

Ganemos pide nuevamente eliminar las exenciones fiscales a establecimientos y Bienes de Interés Cultural

Ganemos Salamanca ha querido valorar en rueda de prensa las ordenanzas fiscales que se aprobarán el viernes en un pleno extraordinario del Ayuntamiento de Salamanca.

Virginia Carrera ha recordado que para su grupo, los impuestos son “la garantía de que existen unos servicios públicos básicos de calidad”, por lo que creen fundamental su existencia como elemento redistribuidor de la riqueza y que tengan un tinte de progresividad, ya que “no todo el mundo puede pagar lo mismo”.

Así Ganemos se ha congratulado porque dos propuestas “diríamos casi propias” de la agrupación de electores serán parte de las ordenanzas fiscales. Estas son la bajada del IBI y la reducción de ciertas tasas para familias unipersonales, según ha detallado Virginia Carrera, lo que demuestra que las propuestas de Ganemos “son viables  y realistas”.

La concejala explicó que la reducción del IBI es algo que su agrupación de electores venía reclamando desde que el equipo de Gobierno lo aumentó “de tal manera que las personas salmantinas sufrían la presión fiscal".

Sin embargo, Virginia Carrera afirmó que las ordenanzas fiscales del Partido Popular y “su comparsa Ciudadanos” tienen “un carácter muy electoral”, ya que la aplicación de la reducción del IBI se hará en el 2019, año electoral. Aunque eso no preocupa a la agrupación de electores, como aseguró la concejala, ya que “esto repercutirá en el bolsillo de los ciudadanos”, algo que de verdad importa a Ganemos Salamanca.

De igual manera, Virginia Carrera explicó que todo lo que no se recaudará por medio del IBI podría recaudarse eliminando o revisando las exenciones fiscales existentes, por ejemplo, “a la iglesia católica o a los Bienes de Interés Cultural”, ya que tienen actividades que generan un ingreso, por lo que deberían de pagar un impuesto que daría como resultado “una recaudación mayor que la existente”.

La segunda ordenanza que entrará en vigor es una medida “aplicada a las necesidades sociales” y para la gente. Esta es la reducción del 50% en algunas tasas fiscales para los hogares de una sola persona. Virginia Carrera explicó que será a partir del 2018 cuando tengan acceso a esas rebajas, por lo que el Ayuntamiento les hace finalmente caso en sus necesidades.

Gabriel Risco también coincidió con su compañera en que el pacto acordado se ha producido “en Valladolid”, y que ninguno de los dos partidos que lo han acordado “ha pensado en nuestra ciudad”, y que la única parte positiva para la ciudadanía es la inclusión de beneficios fiscales para las personas que viven solas y ganan menos que el SMI.

Para el concejal, el resto de medidas son negativas, ya que “no es cierto que se congelen las tasas y los impuestos”, sino que suben muchas de ellas, sobre todo en cuestiones básicas como el agua o la O.R.A. Gabriel Risco aseguró que esta subida es “injusta e injustificada”, ya que le deben a la ciudadanía el esfuerzo suplementario “que se le pidió para sanear las arcas municipales”.

Así, Ganemos Salamanca propone “reordenar y reformular el IBI”, subiendo el impuesto a todos aquellos usos no residenciales, como explicó Gabriel Risco, quien también afirmó que “la bajada del 5% no es suficiente”. Así, el concejal detalló que “el Corte Inglés está pagando lo mismo que todos, y eso es injusto”.

El concejal también pidió eliminar las exenciones fiscales y modificar la ley de haciendas locales, ya que hay varios establecimientos que no pagan IBI con actividades que generan ingresos, por lo que deberían pagar ese impuesto.

Respecto al servicio básico del agua, Gabriel Riesco aseveró que su agrupación seguirá luchando para que no haya ningún corte a familias en riesgo de vulnerabilidad y para que todas las familias tengan derecho y acceso a las bonificaciones fiscales, “porque es legal y posible”.

Comentarios