El turismo micológico vive un momento de auge

El turismo micológico vive un momento de auge

El turismo micológico, actualmente, como casi todas las actividades relacionadas con la gastronomía y la naturaleza, se encuentra en un momento de auge. Este tipo de turismo moviliza a muchas personas que se desplazan hasta las zonas más prolíficas de la provincia como la Sierra de Francia, por ser esta zona de recolección protegida.

En Salamanca, este tipo de turismo no es llamativamente activo si lo comparamos con otras zonas de España. De hecho, en la provincia salmantina los interesados habituales son los salmantinos que viven en la ciudad y se desplazan a zonas de sierra y montaña, pero el turismo micológico en Salamanca no tiene un peso relevante.

Salamanca no es una de las mejores zonas para la salida de setas, ya que hay zonas mucho más prolíficas como los Pirineos, el Cantábrico y en general el norte de España.  A pesar de ello, el turismo micológico está presente en Salamanca con aficionados a la micología, a la gastronomía e incluso a la fotografía.

A partir de que se empiezan a recolectar setas, sobre todo en la zona de La Alberca y El Cabaco, que ya son turísticas de por sí, aumenta el interés amateur por la micología, aunque este interés suele estar habitualmente relacionado con la gastronomía y no con el estudio, y de ahí surgen los problemas a los que se enfrentan los amantes de la micología.

La nueva normativa establecida por la Junta de Castilla y León condicionará mucho la actual temporada y seguramente el número de turistas que lleguen a la provincia de Salamanca o se desplacen desde otros municipios para la recogida de setas. Aunque por el momento, no se sabe cómo se desarrollará porque por ahora no ha arrancado debido a la falta de lluvias.

¿Qué zonas son las más frecuentadas en Salamanca?

Las mejores zonas para recoger setas varían dependiendo de la especie, pero las zonas donde más variedad y cantidad es donde hay mayor vegetación. En el sur de Salamanca, desde el límite con Ávila hasta el límite con Portugal pasando por las sierras de Francia y de Gata.

Los robledales, encinares, alcornocales, son zonas muy propensas a la salida de setas como la llamada ‘reina de las setas’, la amanita cesárea, donde también hay mucha variedad. Pero otro tipo de especies como la seta de cardo, muy valorada y conocida en la provincia, sale en praderas donde no es necesaria la vegetación salvo el cardillo, para esta variedad la mejor zona de Salamanca es el centro. Otra muy habitual es el níscalo, que se da sobre todo en los pinares del norte de Salamanca.

La zona de recogida de setas por excelencia en Salamanca es el Área Regulada de Aprovechamiento Micológico ‘Sierras de Francia, Béjar, Quilamas y El Rebollar”, que conglomera a numerosos municipios de estas zonas, a pesar de que por toda la provincia pueden recogerse setas o boletus dependiendo de los tipos. Esta es una zona regulada para la que hacen falta permisos para la recolección.

Comentarios
Lo más