Destapan los orígenes romanos de la Muralla

Destapan los orígenes romanos de la Muralla

Las excavaciones arqueológicas del lienzo oeste de La Muralla han probado que las reconstrucciones, tanto romanas como medievales, se alzaron sobre una base de hormigón romano, tan sólida que ha llegado prácticamente intacta hasta nuestros días.

En total, 15 metros de muralla romana de 1,5 metros de altura esperaban sepultados desde la primera romanización. Ha sido necesaria una excavación de 6,5 metros para localizar y dejar a la vista el tramo romano, denominado “cercas defensivas”. Además de alcanzar los cimientos del siglo I del monumento, se distinguen varias reconstrucciones posteriores datadas a partir del siglo III.

Por otra parte, se ha demostrado que las dimensiones actuales de La Muralla y las que presentaba en su diseño original coinciden; según los arqueólogos, esto significa que Ávila ya era importante en tamaño cuando se construyó. Al visitar la zona, el teniente de alcalde de Patrimonio, Héctor Palencia, ha incidido en la importancia de los descubrimientos, pues disipan “las dudas” que pudieran quedar sobre los orígenes románicos de la ciudad.

Se ha remontado a la primera fase, a finales de 2016, en la que se presentaron los hallazgos de la calle San Segundo, y que confirmaban una muralla “encargada por Alfonso VI en el siglo XI para consolidar la frontera castellana”. Los descubrimientos de hoy, tanto en la zona oeste, en el lienzo interno del río Adaja, como en la puerta del Mercado Grande, sacan a la luz los cimientos del siglo I, de los que no había pruebas hasta ahora.

Por su parte, la arqueóloga municipal Rosa Ruiz, ha añadido que aunque no en altura, sí coincide en planta el arco del Mercado Grande con el diseño romano original. Se deduce porque los niveles medievales se apoyan sobre los cubos medievales. La arqueóloga opina que el descubrimiento no sólo tendrá relevancia local, sino también regional, pues afecta a los estudios sobre la romanización de la Meseta, el final del mundo vetón y el inicio de las ciudades hispano-románicas. “Ahora hay luz, los datos cuadran”, ha afirmado.

Financiación

Las obras de restauración en las que se enmarca el hallazgo han sido realizadas gracias al Ministerio de Fomento. Se han concedido 25.900 euros al Ayuntamiento, con cargo a las ayudas del Ministerio de Cultura para patrimonio mundial; el Consistorio aportará 15.000 euros más para proseguir con las investigaciones. En cuanto al resto de las excavaciones, está previsto que no den comienzo hasta principios de 2018, tras lo que se prolongarán varios meses.

En la zona del río Adaja, se modificará el proyecto inicial de restauración para continuar con la excavación y conseguir, además de nuevos datos para la investigación, que los restos arqueológicos sean visitables.

Comentarios
Lo más