Se recrudece la guerra entre los hermanos y primos Hidalgo

Se recrudece la guerra entre los hermanos y primos Hidalgo

Nuevo pasaje en la guerra entre los Hidalgo después de que en los últimos días, Antonio Hidalgo, vicepresidente y accionista de Globalia, tuviera que pagar sus billetes hasta Palma de Mallorca. Según ha podido saber SALAMANCA24HORAS de fuentes cercanas, acudía allí a seguir negociando la venta de sus acciones, el 9,1%, de las que ya anunció que no seguiría con ellas debido a la mala relación empresarial entre la segunda generación familiar.  

De hecho, el desencadenante estaría en que el fundador de la empresa, Juan José Hidalgo, hermano de Antonio Hidalgo, y que cuenta con una participación superior al 51%, le cedió la empresa a su hijo Javier, que pasó a ser consejero delegado, y que ya en su puesto, ha tomado decisiones que no han gustado a Antonio Hidalgo, como el hecho de que retirara del puesto de director de Compras a su hijo, al que le dio el puesto de director de Uniformidad.

En este viaje, según las mismas fuentes, la sorpresa de Antonio Hidalgo fue mayúscula cuando, al ir a subir al avión de la compañía de la que es vicepresidente, recibió un aviso de que por orden del presidente, “en sus aviones” debía pagar a pesar de su condición de accionista e, incluso, hermano.

Así, realizó el viaje de ida y vuelta en el mismo día, debiendo abonar el precio de los billetes, para negociar la venta de sus acciones a una compañía aérea, como él mismo ha comentado en días anteriores al medio Vozpópuli. Preguntado por estos hechos por parte de SALAMANCA24HORAS, sin embargo, ha comentado que no quería hacer declaraciones.

El problema en este asunto llega por la gratuidad de los billetes a otros accionistas e, incluso, amigos, por lo que el criterio no es el mismo para todos. Más allá de esto, estos regalos en forma de billetes de avión también perjudican al resto de accionistas, entre los que se encuentran, además del propio Antonio Hidalgo, el Banco Santander, Abel Matutes o Banco Popular, entre otros.

Comentarios
Lo más