Gonzalo Sánchez, presidente de Juventud Taurina de Salamanca: “Nos queda todo por hacer”

Gonzalo Sánchez, presidente de Juventud Taurina de Salamanca: “Nos queda todo por hacer”

A pesar de tener solo dos años de vida, Juventud Taurina de Salamanca ha conseguido ganarse el respeto no solo de profesionales y aficionados taurinos, sino de empresas y asociaciones locales de distintos ámbitos.  Con motivo de su aniversario, este sábado lo celebrarán por todo lo alto en una fiesta para todos sus socios y amigos.

Gonzalo Sánchez, su presidente, es un joven de 23 años que se ha ganado el respeto de sus socios y de toda la comunidad taurina gracias a su compromiso, trabajo y honestidad. Él es la cara visible del motor joven taurino más importante de la provincia de Salamanca, y a día de hoy, una de las más relevantes a nivel nacional.

El referente de Gonzalo no solo en la Tauromaquia sino como persona es Miguel Ángel Perera, al que ha seguido desde pequeño y cuyos triunfos siente como propios, al igual que la asociación que preside.

Además de ser el presidente de JTS, su afición no queda ahí, ya que Gonzalo es un habitual contertulio en coloquios, arenero en plazas de la provincia… Pero los días de máxima actividad son los de la Feria Virgen de la Vega, donde ayuda en la organización del exitoso abono joven. Gonzalo Sánchez hace balance de estos dos años, recordando los mejores y los peores momentos para la asociación y sus inquietudes personales de cara al futuro.

¿Os imaginabais haber llegado hasta aquí?

- La verdad que no, desde que empezamos ha sido una carrera positiva, estamos muy satisfechos por cómo se han ido dando las cosas hasta llegar a cumplir estos dos años.

¿Cuánto queda por hacer?

- Todo, lo que hemos hecho hasta ahora es importante pero lo que queda por hacer es lo más importante.

¿Qué mueve a más de 300 jóvenes a apoyar activamente la tauromaquia?

- La afición es lo fundamental, nada puede hacerse sin afición. Con carisma, entusiasmo por intentar hacer las cosas y porque la asociación crezca día a día ha sido nuestros pilares fundamentales.

¿Os habéis sentido respaldados, en primer lugar, en Salamanca?

- El apoyo ha sido unánime, no solo a nivel profesional sino también a nivel de empresas, nos hemos sentido arropados y apoyados que han querido luchar y remar en nuestra misma dirección. Salamanca siempre ha tenido una gran relevancia en el mundo del toro, y este es un punto a nuestro favor con respecto a otras provincias por tener la dehesa que tenemos y la cantidad de profesionales que viven de ello y han vivido.

¿Y a nivel nacional?

- Estamos en relación con presidentes de otras asociaciones de jóvenes taurinos y nuestro deseo es seguir haciendo fuerza para que el futuro de la fiesta se siga implicando en la fiesta de los toros. Queremos hacer un encuentro con otras asociaciones, es un plan de futuro, pero es muy difícil congregar a tanta gente.

Habéis tenido respaldo y estáis creciendo a buen ritmo, pero no habrá sido todo un camino de rosas, ¿no?

- Momentos duros e incertidumbre hemos tenido desde que empezamos, no dejamos de ser personas muy jóvenes las que hemos formado la asociación. Desde que la constituimos tuvimos claro de que nos podía salir muy bien y que nos podía salir muy mal. Siempre tuve claro qué quería hacer y con quién, este ha sido uno de nuestros pilares. Pero claro que ha habido malos momentos, pero han sido puntuales.

t1

“Con Cáritas fuimos con toda la voluntad y al ver que nos rechazaron, nos planteamos si estábamos haciendo algo mal”

Cuando Cáritas rechazó vuestra campaña solidaria, por ejemplo.

- Si, ese fue un momento muy malo, tuvimos un punto de inflexión con este tema. Fuimos con toda la voluntad del mundo de hacer algo bonito y solidario, al ver que nos lo rechazaron, nos planteamos si estábamos haciendo algo mal o que no nos habíamos hecho entender. Gracias al apoyo local, regional e incluso nacional decidimos ir hacia adelante con la misma campaña y los beneficios fueron a parar a Pyfano.

¿Cómo recibes las críticas a vuestra asociación?

- Si las críticas no pretenden construir no hay que darles importancias. A mí como presidente me valen las críticas constructivas del resto de la Junta Directiva y los socios para mejorar en el día de mañana. Sabemos el camino que tenemos que seguir.

Pero pueden los momentos buenos.

- Por supuesto, todas las actividades que hacemos son positivas, la gente cada vez quiere más actividades. Cuando hacemos viajes, coloquios o encuentros vemos la buena respuesta y eso es lo más gratificante.

"Meter gente joven en una plaza de toros era un sueño desde el origen"

Otro éxito el abono joven…

- Era un sueño desde el origen, meter a gente joven en una plaza de toros, y dónde mejor que en nuestra plaza que es La Glorieta, llevamos el nombre de Salamanca en nuestro nombre y es un orgullo para nosotros.

Esta ha sido una de vuestras principales campañas, y exitosas, ¿os planteáis moveros en otros escenarios como colegios, institutos y universidades?

- El tema de colegios e institutos es delicado, porque hay muchos pasos que dar, muchos permisos no solo a los directores o profesores sino también a las asociaciones de padres y madres. Es una asignatura pendiente, con el tiempo se va a conseguir, pero despacito, que las prisas no son buenas.

Hay que tener mucho cuidado con los socios que pueden perjudicar a vuestra asociación… ¿Tenéis normas al respecto?

- Obviamente, al pertenecer a una asociación, como a cualquier otro organismo, hay que cumplir con unas funciones. Antes de ser buen aficionado o no, priorizamos los valores y la educación por encima de cualquier cosa, así se puede llegar al fin del mundo. La única norma es mantener el orden y la educación en todo lo que hagamos y que nadie se vaya por las ramas.

Como presidente, a veces pesará más la responsabilidad que el orgullo de ser la cabeza visible de algo tan grande, ¿no es así?

- La responsabilidad la tuve clara, sabía a lo que me enfrentaba y que iba a haber movimientos en nuestra contra pero también mucho apoyo. Yo intento hacer todo con delicadeza y midiendo mucho los pasos, que siempre las cosas salen mejor.

¿Cómo fueron los primeros contactos con empresarios, políticos y profesionales? Habría muchas personas que dijeran que sí pero también muchas negativas…

- No me costó mucho porque partía con el no de todo el mundo, todo lo que viniera bien sería positivo y muy bien recibido, al inicio partimos completamente de cero.

“El día que vea que la gente no confía en mí, relegaré el cargo”

23 años recién cumplidos y toda una vida por delante… ¿Cómo presidente?

- No me planteo dejarlo a día de hoy, voy a seguir de presidente hasta que los socios sigan confiando en mí y quieran que yo sea la cabeza visible. El día que vea que la gente no confía en mí o se ha cansado, relegaré el cargo por supuesto.

¿Te ha quitado el sueño tu posición en algún momento?

- Quitar el sueño no, pero mi cabeza da muchas vueltas todos los días, tengo un compromiso que empieza por mi persona. En mi cabeza siempre está la palabra renovación, y eso significa salirse de las líneas que ya han seguido otras asociaciones.

Como estudiante y salmantino, ¿cómo viviste la suspensión de la presentación de la Cátedra de Tauromaquia?

- Lo viví como un ataque más al mundo del toro, es una pena porque no deja de ser una plataforma que lo único que hace es aportar conocimientos tanto a estudiantes como a la sociedad. No hay que tener miedo pese a todo lo que cueste.

t2

"El estereotipo de que los toros no le gustan a los jóvenes es un bulo"

Gracias a asociaciones como Juventud Taurina, los prejuicios sobre que los toros son algo rancio, antiguo y de derechas, han caído por su propio peso.

- El estereotipo que se ha creado con que los toros son algo para personas mayores es un bulo, basta con ver la grada joven durante la Feria de la Virgen de la Vega o por el afloramiento de asociaciones de este tipo. Que 353 personas menores de 35 años estén en nuestra asociación, dice mucho. Nunca mezclamos política, el toro no entiende ni de derechas ni de izquierdas, que haya gente que utilice la tauromaquia para hacer política duele, porque son cosas que no tienen nada que ver.

¿Cómo os dirigís a aquellos que desconocen la Tauromaquia sin estar a favor ni en contra?

- Nos ha pasado en muchos casos que nos consultan personas ajenas a la Tauromaquia y desconocedores totales de este mundo, a ellos les recomendamos acompañarnos a una visita a una ganadería y si le gusta, seguir viendo los toros pero esta vez en la plaza. Si también le gusta, será aficionado para toda la vida.

Eres testigo de la cantera que tomará el relevo de la afición a la Tauromaquia, ¿qué salud tienen estos futuros aficionados?

- Muy buena, cuando tenemos oportunidad de hablar con los socios, nos damos cuenta que son muy conocedores de Tauromaquia, tienen una gran cultura y sabiduría. Hay de todo, es decir, los hay más toristas o más toreristas, pero por lo general es una gran afición.

Por último, ¿qué futuro le auguras a Juventud Taurina de Salamanca?

- Veo un futuro pleno, lo que se ha hecho es importante, pero lo que va a llegar a va a ser más importante todavía. La asociación está al alza, cada semana entran nuevos socios, nos esperan muchas cosas buenas. Sin miedo te digo que quiero que Juventud Taurina siga siendo un referente a nivel local, pero sin tapujos te digo que a nivel nacional también.

¿Cómo felicitarías a Juventud Taurina que cumple ahora dos años?

- En primer lugar felicitaría a la Junta Directiva, que el trabajo es impoluto y sin ellos hubiera sido imposible. Nunca he pretendido que Juventud Taurina de Salamanca sea Gonzalo Sánchez, sino que cada uno de la directiva y de la asociación pusiera su granito de arena igual que yo. A los socios les diría que sigan luchando y apoyando la tauromaquia con la fuerza y frescura con las que lo han hecho hasta ahora.

Gracias y suerte Gonzalo.

- Gracias a ti.