Ricardo Rivero se presenta a rector con una propuesta de renovación

Ricardo Rivero se presenta a rector con una propuesta de renovación

El candidato al Rectorado de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, ha presentado su programa este jueves en un acto en el Aula Unamuno del edificio de las Escuelas Mayores donde se ha presentado como una propuesta de renovación tras escuchar la voz de docentes, estudiantes y personal de administración de servicios. 

De hecho, ha asegurado que su prioridad son las personas por lo que, entre otras cosas, se defenderá a los estudiantes frente a "las abusivas subidas de tasas" o las plantillas de administración y profesorado, invirtiendo mucho más para recuperar su labor, reforzando tanto docencia como investigación. 

Ricardo Rivero aseguró que “es posible renovar, cambiar y mejorar la Universidad de Salamanca”, y que este es el propósito de su candidatura. Sus líneas programáticas incluyen diversas medidas para los estudiantes, para el personal de administración de servicios y para el personal docente e investigador, como explicó el exdecano.

También afirmó que defenderán los valores que exige la sociedad, como “el medioambiente, la igualdad real y convencida entre mujeres y hombres y la participación de todas las personas de la comunidad universitaria en la toma de decisiones, así como la transparencia en la gestión”.

Respecto al equipo de Gobierno que le acompañará en caso de ganar las elecciones al Rectorado, Rivero explicó que “nadie puede conseguir objetivos ambiciosos solo”, y que todo el mundo necesita la ayuda de otras personas. En su caso, recalcó la “inmensa fortuna de estar acompañado por compañeros que reflejan lo mejor de la comunidad universitaria”. Así, tendrá 8 vicerrectores en un equipo de gobierno “paritario”, a los que Rivero alabó y que serían los siguientes:

  • Susana Pérez, vicerrectora de Investigación y Transferencia. Actual directora del departamento de Física Aplicada y que "conoce los programas de investigación de esta Universidad".
  • José María Díaz, vicerrector de Profesorado. Catedrático de Genética, "sufrió las precarizaciones con las que se deben acabar en la USAL cuando fue un 'falso' asociado".
  • Enrique Cabero, vicerrector de Política Académica y Participación Social. Actual vicerrector de Promoción y Coordinación, lleva "resolviendo problemas de la comunidad universitaria durante más de 25 años".
  • Ana Belén Ríos, vicerrectora de Estudiantes y Sostenibilidad. Profesora del departamento de Biblioteconomía y Documentación, "siempre se pone del lado de los estudiantes".
  • Efrem Yildiz, vicerrector de Internacionalización. Es el profesor titular de Arameo, y domina más de 16 lenguas habladas "perfectamente".
  • Javier González, vicerrector de Economía. Es el actual decano de la Facultad de Economía y Empresa, reelegido como decano y hombre idóneo "para llevar las cuentas".
  • Izaskun Álvarez, vicerrectora de Docencia de Grado y Evaluación de la Calidad. Vicedecana de Docencia de Geografía e Historia, por lo que "ha gestionado durante años los planes de estudios". También ocupa la Cátedra Vasco de Quiroga, en México. 
  • María Purificación Galindo, vicerrectora de Posgrado y Planes Especiales en Ciencias de la Salud. Catedrática de Estadística, cuya función será "realzar la importancia de la docencia de Posgrado, tan poco cuidada en este tiempo".
  • Fernando Almaraz, por su parte, será el secretario general. Director del Servicio de Producción e Innovación Digital, es "un experto en transformación digital" y con su persona se pretende "romper el estereotipo" de la Secretaría General.

Todo este equipo es, para Ricardo Rivero, "una garantía de seguridad, calidad y empatía con las personas de la comunidad universitaria", y con ellos podrá defender "la tradición e innovación" a la que aspira la Universidad de Salamanca. Su programa trabaja en dos líneas: una centrada en los estudiantes y otra en el PAS y el PDI. De igual manera, su programa tendrá dos tipos de medidas: las de carácter urgente, que se aplicarán este mismo curso; y las previstas a medio y largo plazo, que se realizarán a lo largo del mandato.

Un programa "construido con la ayuda de toda la comunidad universitaria" y que tiene pautas marcadas que no seguirán (como utilizar la Universidad interesando en intereses propios) y que supondrán "ceses y dimisiones" si ocurren, así como otras que serán la guía por donde se muevan, destacando la "pelea por la bajada de tasas" y el "apoyo al PAS para su promoción y mejor formación impartida desde la propia Universidad".

Ricardo Rivero aseguró que "si el continuismo fuera bueno no dedicaría esfuerzos junto al resto de personas" en proponer un cambio para la Universidad, y es que el exdecano de Derecho afirmó que "el proyecto actual está agotado", pese a que reconoció su labor y "las miles de horas dedicadas" a la USAL durante 8 años. También aseveró que exigirá a las empresas que tienen un acuerdo de colaboración con la USAL que contrate a los estudiantes tanto como becarios como para realizar programas de prácticas, facilitando así la inserción al mercado laboral de todos los egresados.

Comentarios
Lo más