Archivo Vallecas: Un caso documentado de poltergeist en España

Archivo Vallecas: Un caso documentado de poltergeist en España

Hay resortes que saltan con más facilidad que otros, depende de qué palo de la baraja del misterio toquemos… Esta semana hacemos un compendio de muchos de los frentes que se abren con la parapsicología, a través de un expediente intenso ocurrido en 1992. Estefanía Gutiérrez Lázaro es la protagonista de un caso verdaderamente sorprendente e icónico para aquellos que se interesan en estas temáticas. Esta semana recuperamos una intensa charla mantenida en mi programa radiofónico Angulo 13, con el experto en parapsicología y amigo, Santiago Vázquez.

- ¿Es el “expediente Vallecas” un compendio de mucho de lo que se recoge en la parapsicología?

Realmente en esa casa en el distrito de Vallecas, en Madrid, se dieron auténticos fenómenos paranormales. Y además es un expediente interesantísimo, con un rosario de hechos, de fenómenos realmente apasionantes desde el punto de vista parapsicológico, desde el punto de vista de la investigación, Juanca.

- Pongámonos en antecedentes. ¿Quién es la protagonista?, ¿cómo entra en ese carrusel de desgracias?

- Estefanía fue la chica que falleció con 16 años, una de las hijas de la familia. Pero antes de eso, hay dos hechos que cabe señalar, y que son interesantes desde el punto de vista de la investigación. Uno de ellos, es que esta familia, viviendo en otro domicilio anterior a este en que se produjeron los hechos, una noche, con la televisión apagada, se produce en dicha televisión una “parateleimagen”, conocida habitualmente como “psicoimagen”, presenciada por varios miembros de la familia. Aparece una formación fantasmal estando apagada, esto lo ha comentado la propia madre, Concepción. En efecto, éste es un hecho. Luego se cambian de domicilio, pero es que hay otro suceso a mencionar. La muerte del abuelo, del padre de Concepción. Este hombre al parecer murió con muy poca paz. Yo he ido leyendo informes y resúmenes del caso, de unos y otros. He llegado a leer que el abuelo dijo, “Si no puedo haceros daño en esta vida, os lo haré en la siguiente”. Es decir, amenazó a la familia. Parece ser cierto, y hay una historia muy triste detrás. El abuelo era en sus últimos años, un hombre muy malhumorado.

- En este expediente hay una ouija por medio, ¿acaso Estefanía invocaba al espíritu de su propio abuelo, o no hay ese nexo de unión?

- No, al parecer no. Lo que sí es cierto, es que estando en el colegio, un grupo de compañeras, entre las que se encontraba Estefanía, la hija de esta familia, de 16 años de edad, estaban haciendo la ouija, y en ese momento entró una profesora, las sorprendió haciendo la ouija, se rompió la tabla, y entonces es cuando se produce un fenómeno que no es la primera vez que se escucha, y es que el vaso con el que estaban practicando la ouija estalla, y no sólo esto, sino que de ese vaso salió un humo negruzco que se introdujo a través de las fosas nasales de Estefanía.

- ¿Esa causa paranormal, selecciona, elige a la persona?

- Sí, claro, efectivamente. Es que nos encontramos una vez más con la inteligencia de la causa paranormal, sea lo que sea. En efecto, encontramos una evidencia, no sólo de la inteligencia, que en efecto es así, sino además de que la causa paranormal es selectiva. En los días posteriores, Estefanía empieza a encontrarse mal, hasta que el 14 de julio de 1992, en palabras de su propia madre “se pone como un perro rabioso”, ataca a una de las hermanas, se tira y se abalanza sobre ella para agredirla, tienen que separarla los padres, y es cuando la niña empieza a entrar en convulsiones. La madre se la lleva lógicamente a un centro hospitalario. Llegan allí y a las dos horas y media aproximadamente, aparece un médico diciéndole a Concepción que lo siente muchísimo, y que no se ha podido hacer nada por la vida de Estefanía, y que ha fallecido. La causa que aparece en el informe médico, es “parada cardiorespiratoria”. Y todo parte a partir del tema de la ouija. Aquí sí que existe, en mi opinión al menos, un nexo de unión entre la práctica de la ouija y una serie de acontecimientos, ese comportamiento agresivo de Estefanía días después, y ese 14 de junio de 1992, en el que fallece de una forma repentina.

- Y en la casa comienzan a ocurrir cosas…

- Por un lado se manifiestan fenómenos de efectos físicos, y algunos de ellos agresivos, se producen ciertas agresiones de manos invisibles a los miembros de la familia, había niños en la casa, los hermanos de Estefanía. El padre también presenció muchos fenómenos, por supuesto Concepción, por ejemplo, todas las muñecas que tenía una de las niñas, de repente todas caen al suelo de una forma muy violenta. El crucifijo empieza a dar vueltas sobre el clavo una noche, y empiezan a brotar de la pared como babas, como espumarajo, es un fenómeno “de aporte”, de aporte de fluidos. Y por otra parte tenemos otra clase de fenómenos que podríamos llamar subjetivos. Fenómenos de “fantasmogénesis” en los que varios miembros de la familia, decían que por las noches aparecían unos monjes pequeños, sombras negras, embozados en lo que es un hábito de monje con su capucha, y que estaban allí. También se habló mucho dentro de la familia, y así lo testificaron, de la aparición reiterada de una sombra. En este caso no era tan pequeña, era una sombra a tamaño de una persona adulta, de 1,70, y que se paseaba por la casa.

13. CA_S24H_001

- La intervención de la policía también se hace efectiva en esa casa, la noche del 27 de noviembre de 1992, ¿verdad?

- Cuando empiezan los fenómenos, la familia se asusta muchísimo, y lo primero que hacen es llamar a la policía, y se presentan en la casa, presenciando los fenómenos.

En un extracto del informe de la policía se relata lo siguiente: “A las 2:20 horas, por el canal 7 de H50, llama el Z2, y manifiesta que una vez se ha entrevistado con la familia, y observado el interior de la casa, según comunican, se le ha puesto el vello de punta. Estando sentados en compañía de toda la familia, pudieron oír y observar, como una puerta de armario perfectamente cerrada, cosa que comprobaron después, se abrió de forma súbita y totalmente anti-natural. Momentos después pudieron percatarse y observar cómo en la mesita que sostenía el teléfono, y concretamente en un mantelito, apareció una mancha de color marrón consistente, que el Z2 identifica como babas. El Z2 se refiere al policía. En el recorrido que hicieron por diversas habitaciones de la casa, observaron un crucifijo de madera, al que el fenómeno al que estamos haciendo referencia, le había dado la vuelta, arrancándole el Cristo adherido al mismo, que según manifiesta una de las hijas, lo recogió del suelo y lo colocó junto a un poster que había en la pared, produciendo en el mismo tres arañazos…”.

- Yo supongo que la familia, con todo ese dolor y ese miedo, llegaría un momento en que acudirían a todo tipo de personas. ¿Se hizo algún “ritual” dentro de la casa?

- Por allí desfilaron unos y otros, la familia tuvo una paciencia encomiable. Pasaron investigadores muy serios, como el profesor Germán de Argumosa, que estuvo en la casa, estuvo investigando el caso, y lo calificó como un poltergeist. Pero también pasaron otra serie de personas que hicieron limpiezas de la casa, quema de incienso, remedios esotéricos, que lo que hicieron fue amplificar el contenido emocional que estaban viviendo día a día esta familia. Porque estos fenómenos cuando se viven en primera persona, te pueden crear sensaciones muy desagradables, de ansiedad, de pánico, de temor extremo…

- ¿La sensación que tenía la familia o la seguridad que tenía la familia, es que se trataba de su hija?, ¿que su difunto padre, el abuelo de la niña estaba en medio de este tipo de fenómenos?

- Realmente ellos sí pensaban que había una relación, lo que no sabían es lo que pasaba. Y yo creo que algunos investigadores serios que pasaron por allí sí que les ayudaron a tranquilizarse.

- ¿Sería entonces la entidad del abuelo quien se manifiesta a través de esa ouija, y a partir de ahí, crea el dolor a la familia?

- Esto sería “parafilosofía” de la parapsicología. Creo que los fenómenos en Vallecas no tienen que ver con el abuelo. Tampoco tienen que ver con Estefanía, pero con un alto grado de probabilidad, pero siempre dentro de las hipótesis, estos fenómenos tienen que ver con la sesión de ouija que se practicó días antes de la muerte de Estefanía, y que después por vivir Estefanía en esa casa, la causa que se manifestó en esa ouija, pudo perfectamente acudir a la casa, invadiéndola por un fenómeno de infestación.

- ¿En qué momento volvió la normalidad si es que volvió?

- Afortunadamente para esta familia, el asunto se diluyó. El gran favor que se le hizo a esta familia, después de todo ese rosario de personas que pasaron por la casa, fue dejarles un poco en su tranquilidad. Los fenómenos continuaron pero se fueron diluyendo. No se han vuelto a escuchar noticias referentes a este caso.

- Muchas gracias Santiago, por atendernos tan amablemente, como siempre

- Muchas gracias a ti, amigo Juanca.

Comentarios
Lo más