Primera victoria del Guijuelo en casa en un partido gris (1-0)

Primera victoria del Guijuelo en casa en un partido gris (1-0)

Primera victoria del Club Deportivo Guijuelo en casa en lo que va de temporada ante la Ponferradina (1-0) y primer gol en el Municipal de Guijuelo. Los chacineros no eran capaces de conseguir los tres puntos en su estadio desde que lo hiciesen ante el Racing la temporada pasada, y la afición no se fue del todo convencida con el juego visto.

Necesitaba el Guijuelo los tres puntos, y lo demostró desde el inicio. Los de Fabregat salieron con todo, llegando con peligro en los primeros minutos, hasta que Pino cogía el balón y disparaba desde la frontal del área haciendo inútil la estirada de Dinu. Primer gol que veía la afición del Municipal en casa, algo que festejaba.

Los de verde no cejaron en su empeño de hacer el segundo, pero comenzaron a mostrarse desacertados en sus decisiones en los últimos metros, algo que hacía crecer a la Ponferradina defensivamente. Se iniciaba así un tramo gris del encuentro, con brega en el mediocampo que no se traducía en llegadas.

En los últimos minutos de la primera parte parecía que los de Fabregat volvían a insistir, y gozaron de varios saques de esquina consecutivos, pero Dinu en ningún momento era inquietado. También lo intentaba la Ponfe, y en una jugada estaba a punto de sorprender a Kike Royo, pero Jonathan despejaba.

Se llegaba al descanso tras una mitad desdibujada, donde el estado del césped artificial condicionaba de sobremanera las combinaciones (1-0).

El segundo tiempo se iniciaba igual que el partido, con un dominio aplastante chacinero. Pero los de Fabregat seguían sin convertir las ocasiones de las que gozaban. Pino dispuso de las más clara de estos minutos tras una jugada fantástica de todo el equipo, pero el delantero erraba en su decisión final y se la entregaba a la defensa leonesa.

Lo intentaba tímidamente la Ponfefrradina, pero Kike Royo solventaba bien las llegadas visitantes. Movía entonces el banquillo Fabregat con la intención de recuperar el juego perdido, algo que no conseguía.

Sin embargo, el Guijuelo iba a tener dos para sentenciar el partido. Primero Dimas se plantaba en un mano a mano frente a Dinu, pero su disparo iba al muñeco. El rechace lo iba a mandar desviado Carmona, para desesperación de la grada. Minutos después, era Fuster quien, tras regatear a un defensa, se plantaba frente al portero visitante, pero su disparo se iba a marchar por encima del travesaño.

A punto estaba de pagar el Guijuelo tantos errores en ataque, pero Kike Royo volvía a hacer una intervención milagrosa para salvar un remate berciano tras córner. El guardameta local se hacía grande en cada llegada visitante, demostrando que está siendo el mejor jugador del equipo a lo largo de la temporada.

Pero la victoria no se iba a escapar del Municipal. El Guijuelo, con un gran desacierto de cara al gol nuevamente, iba a conseguir tres valiosísimos puntos que le sirven para respirar un poco más aliviados.

Comentarios
Lo más