Stop Uranio denuncia la expropiación forzosa de fincas afectadas por la mina de uranio

Stop Uranio denuncia la expropiación forzosa de fincas afectadas por la mina de uranio

La organización Stop Uranio ha advertido la publicación del anuncio del inicio de un expediente de expropiación forzosa por la vía de urgencia de las fincas afectadas por la mina de Retortillo. Según ha indicado Stop Uranio este martes, para que sea efectivo este procedimiento la Junta de Castilla y León debe aprobar ese carácter de urgencia en la expropiación a realizar.

Declarar la urgencia en un procedimiento de expropiación forzosa está previsto para situaciones excepcionales que, según Stop Uranio, no se dan en el presente caso. “Los intereses de una empresa minera no pueden urgir a la Junta de Castilla y León a resolver sus pretensiones”, valoran.

Desde la agrupación solicitan a la Junta que no apruebe la utilización de la expropiación por la vía de urgencia para la ocupación de las fincas que Berkeley Minera necesita para su proyecto de Retortillo, porque consideran que “no hay ninguna urgencia en expropiar unos terrenos en los que no se puede construir nada por carecer de los permisos necesarios para ello y porque la mayoría de los alcaldes de la zona afectada, muchos del Partido Popular, se oponen al proyecto minero”.

Igualmente, recuerdan que recientemente el Gobierno ha contestado en sede parlamentaria a una pregunta del diputado Juantxo López de Uralde que “no es previsible, a la vista del estado actual del procedimiento de autorización de esta planta, que a corto plazo se vaya a autorizar a Berkeley evacuación alguna”.

Por todo ello, Stop Uranio cuestiona la apreciación de urgencia. “¿Si el procedimiento de autorización de construcción de la Planta de beneficio está suspendido ‘indefinidamente’ por el Ministerio de Energía cómo se va a apreciar urgencia en la expropiación de los terrenos necesarios para construirla?”, se preguntan.

“El Partido Popular debe dejar de jugar al doble juego de aprobar mociones en contra de los intereses de la empresa minera en la Diputación o Ayuntamiento de Salamanca y a la vez dar todas las facilidades a Berkeley para instalarse en nuestra provincia”, concluye Stop Uranio.

Comentarios
Lo más