Consejos prácticos para afrontar la cuesta de enero

Consejos prácticos para afrontar la cuesta de enero
Planificar correctamente el presupuesto familiar y tomar ciertas medidas de ahorro resulta clave para poder afrontar momentos de dificultad financiera
 

Los primeros meses del año son, tradicionalmente, el momento más complicado para la economía de cualquier hogar. Sin embargo, la paulatina recuperación de la economía provocará que, en 2017, después de tres años de tasas negativas, el ahorro vuelva a terreno positivo, según estimaciones de la web del ahorro www.kelisto.es.

“Las dificultades para ahorrar durante la cuesta de enero se explican por la confluencia de varios factores: por un lado, las familias arrastran los excesos económicos de la época navideña; por otro, en enero suben los precios de algunos bienes y servicios de uso habitual, y se inicia el período de rebajas, en el que muchos consumidores realizan un gasto extra aprovechando los descuentos en muchos establecimientos”, explica Estefanía González, portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es

Sin embargo, en 2017, la paulatina recuperación de algunos indicadores económicos (mejoran los datos de desempleo, disminuye la población en riesgo de pobreza y el número de hogares que no puede afrontar imprevistos, se recupera la confianza del consumidor, etcétera) posibilitará que haya una cierta mejoría en la capacidad de ahorro de los hogares. 

“Pese a ello, no hay que olvidar que sigue existiendo una importante inestabilidad laboral (la mayor parte del empleo creado es temporal) y que los salarios han experimentado una fuerte reducción durante los años más complicados de la crisis (-6%), un fenómeno que afectó, sobre todo, a los trabajadores con sueldos más bajos. En este contexto, planificar correctamente el presupuesto familiar y tomar ciertas medidas de ahorro resulta clave para poder afrontar momentos de dificultad financiera, como el que supone la cuesta de enero”, añade Estefanía González.

CONSEJOS PARA AFRONTAR LA CUESTA DE ENERO

1. Revisa tu presupuesto

Disponer de un presupuesto en el que se reflejen los ingresos y los gastos de cada mes es esencial en cualquier momento del año. Ahora bien, cuando llega la cuesta de enero es fundamental ajustarlo todavía más. Para ello, anota qué gastos son “esenciales” y cuáles “prescindibles” y, entre los segundos, decide cuáles puedes eliminar (aunque sea temporalmente) y cuáles puedes sustituir por alternativas más económicas.

2. Compara precios

Comparar precios y elegir el proveedor más económico es esencial para ahorrar en suministros y servicios como seguros, telecomunicaciones, finanzas personales y energía. De hecho, elegir los proveedores más económicos permite ahorrar, de media, 1.361,67 euros al año, un recorte que puede llegar hasta los 3.670 euros si se dispone de los servicios más caros. A comienzos de año, es importante que vuelvas chequear si cuentas con las ofertas más interesantes del mercado: constantemente (y, sobre todo, con el inicio del nuevo año), las compañías renuevan sus promociones o lanzan otras nuevas.

3. Adopta buenos hábitos cuando vayas a la compra

Las familias dedican un 15% de su presupuesto a llenar la cesta de la compra. Por tanto, siempre es esencial seguir ciertos hábitos para optimizar al máximo el dinero que se dedica a esta partida, como, por ejemplo: diseñar menús semanales y realizar una lista de la compra pormenorizada; comparar entre distintos establecimientos (las diferencias entre unos y otros pueden superar los 900 euros al año); aprovechar los productos de temporada; acudir a la compra solo y fijar un tiempo determinado para realizarla; organizar bien la despensa para no tirar comida; y aprovechar los formatos familiares, que suelen resultar más económicos, y no abuses de los precocinados y envasados, normalmente más caros que los frescos

4. Las rebajas, con cabeza

Si quieres aprovechar los descuentos de los próximos meses para hacer algunas compras, no olvides seguir ciertas reglas básicas: antes de salir a comprar, ordena tu armario, descarta las prendas que ya no utilices y haz una lista de las que realmente te hacen falta; prioriza, en la lista de la compra de las rebajas, debes decidir qué compras son esenciales y cuáles pueden esperar; de esa forma, podrás dejar algunas adquisiciones para las segundas rebajas y aprovecharte de mayores descuentos; aprovecha para comprar ropa de otras temporadas: la normativa actual permite que las tiendas saquen ropa de cualquier temporada en época de rebajas, lo que te permitirá comprar algunos productos básicos de cara a la primavera y al verano

5. Adopta medidas de eficiencia energética

Asegúrate de que tienes la potencia contratada adecuada a tu consumo. Sella puertas, ventanas y cualquier fisura o grieta. No tiendas ropa en los radiadores para evitar un consumo extra de energía. Evita el stand-by de los electrodomésticos. Usa el lavavajillas y la lavadora con la carga completa y con la menor temperatura posible. Utiliza la calefacción de forma eficiente: apágala por la noche y media hora antes de salir de casa. Coloca aireadores en los grifos

6. Cambia el coche por transporte público o conduce de forma más eficiente

Los hogares españoles destinan alrededor del 4% de su presupuesto al pago de carburantes por lo que cambiar el coche por el transporte público puede ser una buena medida para reducir los gastos en la cuesta de enero. Si evitar el uso del vehículo no fuera posible, es esencial tomar medidas de conducción eficiente, con las que puede ahorrar un 15% de combustible. Por ejemplo, arrancar el motor sin pisar el acelerador, elegir la marcha más adecuada para conducir en cada momento, vigilar el peso del vehículo y el estado de los neumáticos, y no abusar del aire acondicionado.

7. Vende lo que ya no necesites

Utiliza las nuevas tecnologías para dar una segunda vida a productos que ya no usas y, ya de paso, ganar un dinero extra que te permita cuadrar tus cuentas en esta época del año. Además de las tiendas de compraventa de objetos de segunda mano, las nuevas tecnologías han posibilitado que surjan web y aplicaciones móviles (tanto genéricas como especializadas) que te permitirán poner a la venta, en pocos segundos, cualquier cosa que ya no utilices.

8. Aplaza los gastos, pero con precaución

Fraccionar el pago de algunos gastos puede ser un alivio durante la cuesta de enero, pero también puede convertirse en una trampa mortal. Si optas por utilizar una tarjeta de crédito para realizar esta operación, busca las promociones más baratas: para ello, observa el interés y las comisiones que cobra cada tarjeta, y calcula la Tasa Anual Equivalente (TAE) de la operación, que será lo que permita saber el coste real. Si te basta con aplazar tus gastos a tres meses, debes saber que, incluso, hay tarjetas que no te aplican ningún coste, como la tarjeta Uniduo de Unicaja, al 0% TIN y sin gastos añadidos (0% TAE).

Comentarios