“Pedíamos abrir la Puerta de Ramos y era factible”

“Pedíamos abrir la Puerta de Ramos y era factible”

En 1984 se decidió, debido a la carencia de la representación de la imagen de un Cristo Yacente en la Semana Santa de Salamanca, fundar a la que hoy se conoce como Real Cofradía Penitencial de Cristo Yacente de la Misericordia y de la Agonía Redentora. La idea, en un principio, era sacar en procesión a esta advocación y representación del Señor completándola con la imagen de una Virgen Dolorosa. Al no lograr este segundo objetivo, el segundo paso que completaría la cofradía sería el de aquel crucificado que guardaban los muros de la SIB Catedral Nueva y que provenía del Convento de las RRMM Isabeles: el Cristo de la Agonía. Es por ello que, cada Madrugada de Jueves Santo, la cofradía en su recorrido tiene prevista la visita a dicho convento donde además se celebra el acto de la Trilogía de la Pasión. En suma, es acompañada por la Agrupación Musical Cristo Yacente, sección de la cofradía que lleva su nombre desde 1987.

Casi desde sus inicios, en relación con lo anterior, la cofradía del Cristo Yacente viene celebrando sus cultos tradicionales. Por ejemplo, el Poeta ante la Cruz, donde un invitado poeta recita versos ante el Cristo de la Agonía Redentora en el Coro de la SIB Catedral Nueva de Salamanca. De la cofradía, como ha recordado su Hermano Mayor, Julián Alcántara, destaca su carácter penitencial, el recogimiento y la sobriedad mostrada en la procesión. Lo primero, de forma muy curiosa, se refleja en el hábito de sus nazarenos, que portan el capirote más alto de cuantos se ven en Salamanca (90 centímetros), sin guantes ni calcetines. Los cofrades, antiguamente, portaban velas blancas de cera apoyadas en la cadera. Hoy en día han sido sustituidos por hachones de madera con portacirios de aluminio plateado con el emblema de la cofradía y vela de color rojo.

Julián Alcántara, su Hermano Mayor, destaca que la procesión que pone en la calle es única por contener una serie de singularidades. Una de ellas, por ejemplo, el acto de promesa de silencio o la Trilogía de la Pasión en el Convento de las Isabeles. Alcántara afronta esta Semana Santa la afronta “con la misma ilusión de siempre”. De hecho, apunta, “tengo la misma ilusión que cuando empecé en esto cuando tenía 14 años. Cada Semana Santa es diferente aunque siempre contenga el mismo fin”.

La gran novedad será poder salir por la Puerta de Ramos. El Cabildo Catedral tomó la decisión de clausurarla y dejarla abierta solo para el turismo. La Cofradía del Cristo Yacente, viéndose afectada por ser el lugar de salida y el lugar donde desarrolla siempre el acto de promesa de silencio, encabezó la defensa para poder retirar las taquillas y abrir la Puerta de Ramos. “Estoy conforme porque se ha reconocido que lo que pedíamos era factible. Se han aunado posturas y estoy agradecido a quienes han hecho posible que podamos abrir la Puerta de Ramos. No pedíamos algo que no pudiéramos realizar. Después de todo se beneficiarán las demás cofradías y yo me alegro”.

EN DETALLE

*NOMBRE: Real Cofradía Penitencial de Cristo Yacente de la Misericordia y de la Agonía Redentora.

*AÑO DE FUNDACIÓN: 1984.

*HÁBITO DEL NAZARENO: Los cofrades van ataviados con túnica blanca, fajín y caída roja, capirote de 90 centímetros, en blanco y ribeteado en rojo, con el emblema de la cofradía en el pecho. Se completa con zapatillas de esparto blancas y la medalla de la Cofradía.

*NÚMERO DE HERMANOS: 605.

*PASOS: Santísimo Cristo de la Agonía Redentora (Anónimo, S. XVI) y Santísimo Cristo Yacente de la Misericordia (Enrique Orejudo, 1991).

*PROCESIÓN: (JUEVES SANTO, 00:00 H.) – SIB Catedral Nueva, Atrio de la Catedral, Plaza de Anaya, Tostado, San Pablo, Plaza del Poeta Iglesias, Plaza Mayor, Zamora, Isabeles (acto de la Trilogía de la Pasión), Santa Teresa, Crespo Rascón, Bordadores, Plaza de Monterrey, Compañía, Rúa Antigua, Plaza de San Isidro, Libreros, Calderón de la Barca y SIB Catedral Nueva.

*PARA NO PERDERTE: La procesión en la Plaza de Anaya, bajada por Tostado, el acto de la Trilogía de la Pasión en las Isabeles y recogida de la cofradía por Libreros y Calderón de la Barca.

Comentarios
Lo más