El proyecto del párking en Comuneros no será sometido a impacto ambiental

El proyecto del párking en Comuneros no será sometido a impacto ambiental
El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica este martes la resolución de la Delegación Territorial de Salamanca por la que se hace pública la decisión de no someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental el proyecto para construir un aparcamiento subterráneo en la avenida de los Comuneros, promovido por el Ayuntamiento de Salamanca. 

El proyecto consiste en la construcción de un aparcamiento subterráneo situado íntegramente bajo la rasante de la avenida de los Comuneros y a lo largo de una pequeña extensión bajo parte de la superficie del parque de La Alamedilla. Consiste en un edificio subterráneo de dos sótanos de planta rectangular con una superficie total de 4.200 metros cuadrados. La capacidad de estacionamiento será de 283 vehículos automóviles. De estas plazas, parte serán para rotación y otra parte para cesión y alquiler.

 
El acceso y la salida del tráfico rodado del aparcamiento se plantean mediante dos rampas rectas que desde el nivel de la calle acceden directamente a la planta sótano 1. Ambas rampas son de un solo sentido de circulación, de forma que la del extremo izquierdo es de bajada, mientras que la del extremo derecho es de subida. Los accesos peatonales se resuelven mediante cuatro entradas en la avenida de los Comuneros, dos de ellas provistas con ascensor. Las instalaciones del aparcamiento dispondrán de acometidas de agua potable, alcantarillado, telefonía, telecomunicaciones y energía eléctrica. Contarán además con aseos, almacén, oficina de control, sistema de ventilación y sistema contra incendios.
 
Para la ejecución del proyecto será necesaria la retirada del arbolado ornamental existente. Se han inventariado un total de 28 ejemplares de las siguientes especies: 8 plátanos híbridos (Platanus hybrida), 4 almeces (Celtis australia), 4 castaños de indias (Aesculum hippocastanum, 3 cedros del Himalaya, 3 cedros del Atlas (Cedros deodara), 3 pinos carrascos (Pinus halepensis), 2 olmos (Ulmus sp.) y 1 ciprés de Leyland (Cupresssucyparis leylandii).Todos estos ejemplares serán transplantados a las zonas designadas por los Servicios Técnicos del Ayuntamiento de Salamanca. La urbanización del aparcamiento contará con una mayor superficie destinada a zonas verdes respecto al estado actual de la avenida, planteando un mayor número de pies arbóreos y/o arbustivos de alibustres (Ligustrum japonicum, Ligustrum vulgare), prunos (Prunus pisardii), tuyas (Thuja orientalis) y plantas del género Teucrium, respecto a los existentes.

Justificaciones

 
La Junta considera que el tamaño del proyecto es reducido, no existe una acumulación incompatible con otros proyectos en el entorno y no modifica significativamente la utilización de los recursos naturales respecto de los ya utilizados. En la fase de obras se generarán 35.000 metros cúbicos de residuos inertes procedentes del vaciado del terreno. Dichos residuos se clasificarán como Residuos de la Construcción y Demolición y se entregarán a gestor autorizado.
 
También considera la Junta que la generación de residuos una vez entre en servicio el aparcamiento subterráneo será poco significativa, disponiéndose como medida preventiva para su almacenamiento de una serie de papeleras, que permitirán la recogida de posibles residuos urbanos desechados por los usuarios, y de una arqueta separadora de grasas, para evitar que las aguas de baldeo que puedan contener aceites o grasas, sean conducidas a la red de saneamiento municipal. La arqueta tiene una capacidad de 1.250 litros y está construida en poliéster reforzado con fibra de vidrio. Estas grasas, tras ser recogidas en esta arqueta, serán entregadas a un gestor autorizado. Y añade: "El riesgo de contaminación es mínimo, en lo relativo a emisiones, residuos y vertidos".
 
No obstante, reconoce que "a lo largo de la fase de obras se pueden llegar a producir molestias por ruidos a los viandantes y vecinos de la zona, siendo una afección temporal y reversible una vez concluya el proceso constructivo". Respecto a las emisiones por ruidos y vibraciones en la fase de funcionamiento, las salidas de extracción de humos, con alturas de descarga entre 1,54 y 2,96 metros, se localizarán junto a las salidas peatonales en el lado opuesto a la entrada-salida de los peatones y dispondrán de filtros de partículas y silenciadores. En relación al uso de aparcamiento para vehículos así como las características constructivas del mismo, soleras, forjados y muros perimetrales de hormigón armado se consideran cumplidos los requisitos exigidos en el Código Técnico de Edificación.
 
La planta del aparcamiento se encuentra dotada con un pavimento impermeable, disponiendo de sumideros que permitan la evacuación de las aguas de baldeo de la instalación. Con objeto de evitar la posible evacuación a la red de alcantarillado municipal de los posibles derrames de aceites o hidrocarburos que se hayan podido generar en el recinto del aparcamiento, se ha previsto la instalación de la arqueta separadora de grasas descrita anteriormente, garantizando de esta forma una apropiada calidad del agua antes de su evacuación a la red municipal. "El riesgo de accidentes es bajo", concluye la Delegación Territorial.
 
Comentarios