Unionistas benjamín A

Unionistas benjamín A
El conjunto marcha cuarto en la Primera Provincial

Aprender, progresar y disfrutar. Este podría ser el lema del benjamín A de Unionistas, que milita en la Primera Provincial Benjamín en la que, tras un gran comienzo, han tenido ahora un par de baches contra dos de los mejores equipos de la competición. Pese a ello, en el equipo tienen claro que el trabajo y la confianza en lo que se está haciendo, dará sus frutos. De hecho, la clasificación solo se estudiará al final, cuando los frutos ya hayan caído por su propio peso.

Y el peso se mide ahora en conceptos y los pequeños futbolistas no paran de adquirirlos. Por eso están tranquilos en el conjunto, porque saben y ven que ellos disfrutan y se divierten y, sobre todo, siguen formándose como jugadores y también, cómo no, como personas. Pero cuidado, que el aprender fútbol no siempre se mide en las capacidades técnicas que puedan adquirir, sino que es aún más importante la inteligencia sobre el terreno de juego. Solo así podrán llegar a dar lo máximo que tengan en sus botas.

Con este objetivo siguen avanzando en la temporada con otros tres valores también siempre presentes. El sacrificio, el esfuerzo y la constancia deben acompañar a cualquier persona para saber que solo con trabajo podrán llegar los resultados. Esos conceptos llegan, por supuesto, desde el cuerpo técnico pero también de todo su entorno.

Más allá de eso, en el equipo se es fiel al balón, sin excusas y sin más resultado que ser mejor mañana que hoy. La valentía con la pelota, rasearla siempre y tener una posesión alta es indispensable en estos benjamines. Arriesgar en defensa para ser más ofensivos porque el proceso es claro, cuanto más se tenga el balón en los pies, más se progresará. Además, tenerlo provoca que el rival no lo haga aunque también hay un plan por si lo segundo ocurre. La presión siempre la buscan arriba aunque esto quede en un segundo plano por el balón.

La mejora, con estos objetivos, es un hecho y más aún cuando se es consciente de que el fútbol a cualquier edad es un cúmulo de circunstancias que hay que hacer aliadas. Saben que un campo grande como La Aldehuela, en la que entrenan, les favorece pero si deben jugar en el Rosa Colorado, de dimensiones más pequeñas, deben combatirlo con la misma filosofía. Las excusas en la vida solo sirven para no progresar.

La plantilla está formada por Diego Montero (portero); Eloy, Isma Aparicio, Iván y Guille (defensas); Carlos y Diego (centrocampistas); Isma Sánchez, Pablosky, Pablito y Borja (extremos); Adrián y Raúl (delanteros); Juanes, Jesús y Kike (entrenadores).

Comentarios