El sector servicios gana peso en el tejido productivo mientras la industria es mínima

El sector servicios gana peso en el tejido productivo mientras la industria es mínima

El estudio sobre indicadores urbanos del Instituto Nacional de Estadística (INE) también recoge datos sobre el tejido productivo. La provincia de Salamanca se caracteriza por la imperceptible presencia de la industria, relegada a fábricas de tamaño mediano en los polígonos del alfoz de la capital. Durante los últimos cinco años la situación ha empeorado.

El sector servicios es ahora el principal motor de la economía salmantina, relegando a un papel más discreto al que durante los años noventa y principios del siglo XXI fue la principal actividad, la construcción. Mientras el sector terciario ha pasado de representar el 85 al 89% en apenas cinco años en la provincia de Salamanca, las fábricas se han reducido del 4 al 2,9%. 

Además, la creación de sociedades mercantiles se ha estancado desde el inicio de la crisis en la provincia de Salamanca. El año pasado se cerró con la creación de 394 sociedades, a una media de al menos una al día. Aunque es una treintena más que el ejercicio anterior, no consigue superar la barrera de las cuatrocientas sociedades que desde el año 2008 se viene bordeando. Hasta entonces, la creación de sociedades rondaba el millar en la provincia de Salamanca.

 

Comentarios