El salario es el factor más importante a nivel nacional e internacional para elegir una empresa

El salario es el factor más importante a nivel nacional e internacional para elegir una empresa

La empresa de recursos humanos Randstad ha publicado su informe anual ‘Employer Branding: cuando la percepción puede convertirse en realidad’, que cumple su sexta edición en España. El presidente ejecutivo de Randstad en España y Latam, Rodrigo Martín, y la directora general de marketing y comunicación, Raquel Larena, han presentado esta mañana este estudio. Se trata del más amplio a nivel nacional e internacional sobre el atractivo de las empresas, con más de 11.500 encuestas en España y más de 225.000 en 23 países de 4 continentes. 

El employer branding consiste en la aplicación de herramientas destinadas a mejorar el atractivo de las empresas, el reconocimiento de sus empleados y potenciales empleados y el posicionamiento de la compañía como buen empleador. Su importancia aumenta año tras año, y resulta clave para el éxito de las organizaciones y el desarrollo de sus equipos.

El informe de Randstad detecta que el salario se mantiene como el factor más mencionado entre los encuestados para elegir una empresa en la que trabajar, tanto en España como en el resto de países analizados. Más del 60% de los profesionales lo incluyen entre sus cinco criterios más importantes para elegir una compañía en la que desarrollar su actividad. 

En segundo y tercer lugar se sitúan la seguridad a largo plazo y las perspectivas de futuro, respectivamente. En ambos casos ha descendido su relevancia durante dos años consecutivos. El ambiente de trabajo agradable se posiciona como el cuarto factor en relevancia. Le sigue la conciliación entre trabajo y vida privada, que ha aumentado su importancia desde el 36% hasta el 45%. Este es uno de los factores más determinantes para otros países, cuyas tasas se encuentran por encima del caso de España. Cabe destacar que este motivo es, junto al salario, el que más ha crecido desde 2013.  

Resulta llamativo, en esta línea, que el saneamiento financiero de las organizaciones es el aspecto que más ha descendido su incidencia en la elección de una empresa por parte de los profesionales desde 2013. En concreto, ha experimentado una caída de 15 puntos porcentuales. 

Las mujeres apuestan por la conciliación entre vida personal y profesional

Una de las principales conclusiones del informe es que las divergencias entre hombres y mujeres se están reduciendo. Ambos coinciden en la importancia sobre las perspectivas de futuro, que el trabajo sea interesante y que tenga una buena localización. 

Eso sí, todavía destaca que la conciliación entre entorno profesional y vida privada es más determinante cuando se pregunta a mujeres. Las profesionales, además, le otorgan mayor importancia al ambiente agradable en el puesto de trabajo y a la flexibilidad. Los hombres, por su parte, se rigen en mayor medida por otros elementos, como las perspectivas de futuro, la formación de calidad y el saneamiento de la compañía a nivel financiero. 

Salario y oportunidades de crecimiento, claves para cambiar de compañía

Como novedad, el estudio de Randstad incluye este año los aspectos que determinan que un profesional pueda marcharse y quedarse en una compañía. En este sentido, uno de cada tres encuestados afirma como principales motivos para irse que el salario era demasiado bajo y que carecía de oportunidades de crecimiento en su carrera profesional. 

El 23% señala los problemas de equilibrio entre entorno profesional y vida privada para justificar su cambio de compañía. También el interés en el puesto de trabajo concreto en el que desarrolla su actividad el empleado supone uno de los factores claves para buscar otra oportunidad profesional, principalmente para el colectivo más joven, el de los menores de 25 años.

Sin embargo, los motivos para permanecer en una empresa, es decir, para que las empresas puedan retener el talento, son divergentes. Un buen equilibrio entre trabajo y vida privada se erige en un 55% de ocasiones, seguido de las opciones a un trabajo flexible (31%) o el sentirse reconocido en el trabajo (29%). Estas datos incidan pautas a la empresa en función de si su prioridad es atraer o fidelizar el talento dentro de sus organizaciones.

A mayor nivel formativo, menos determinante resulta la retribución económica

Otra de las variables que introduce el informe es la distribución de las respuestas en función del nivel formativo de los profesionales. De esta manera, el informe de Randstad revela que los trabajadores con mayor nivel formativo son los que menos importancia otorgan a la remuneración salarial. Se aprecia, en este punto, una relación directa; es decir, a mayor nivel formativo, menor importancia se le otorga al salario.

En esta línea, existen otros dos factores que siguen esta misma relación. Los empleados con títulos superiores (másteres o doctorados) dan mayor relevancia a que el trabajo les resulte interesante. Se comportan de la misma manera respecto a la conciliación entre trabajo y vida privada; su importancia aumenta a mayor nivel formativo de los profesionales.

Electrónica de consumo, el sector más atractivo para trabajar

En el momento de elegir una empresa para trabajar, además de los criterios a los que se ha hecho referencia, cabe destacar la importancia del sector en el que se opera la compañía. Electrónica de consumo continúa, un año más, en el primer puesto de los sectores más deseados por los profesionales. En la edición de este año se han añadido nuevos sectores, y algunos de ellos han tenido una destacada acogida. Este es el caso del farmaceútico, que se ha posicionado en segundo lugar. Aviación y transporte, por su parte, ha pasado del cuarto al tercer lugar. 

Según las respuestas obtenidas y analizadas por Randstad en su informe, los hombres destacan el sector de la electrónica de consumo como el más atractivo para desarrollar su actividad profesional, mientras que las mujeres apuestan por el de gran consumo de droguería y perfumería. 

Comentarios