Amarga despedida de la Euroliga para Perfumerías Avenida

Amarga despedida de la Euroliga para Perfumerías Avenida
Ficha

Perfumerías Avenida 54 (12+12+16+14): Marta Xargay (8), Leo Rodríguez (0), Shay Murphy (10), Angelica Robinson (15) y Krystal Thomas (4) –quinteto inicial-. También jugaron Mariona Ortiz (0), Marta Fernández (11), y Marija Rezan (6) y María Pina (0).

Galatasaray 75 (16+18+22+19): Zellous (22), Torrens (21), Alben (4), Lyttle (13) y Yilmaz (0) –quinteto inicial-. También jugaron Bone (10), Sencebe (0), y Kymiacioglu (5).

Crónica

Mal recuerdo se le va a quedar a Perfumerías Avenida de su último encuentro en la competición. Dicen que lo que se suele recordar es el final y, de ser así, pasarán unos días con el pesar de haber disputado uno de los peores encuentros en casa de toda la Euroliga.

Probablemente era el momento en el que necesitaba Perfumerías jugar a su nivel más alto, cuando realmente los partidos valen por una temporada. Si en Turquía se jugó al límite del nivel real de la plantilla, en Würzburg hoy el equipo estuvo muy por debajo de lo que puede hacer. Nadie duda de la fortaleza de la plantilla de Galatasaray y que esta vez jugó como se espera, pero Avenida jugó mal, muy mal. Perdió muchos balones y su porcentaje de tiro no llegó al mínimo exigido en unos Octavos de Final.

El comienzo del partido no ayudó. Otra vez Avenida entró frío aunque principalmente le condenó su nulo acierto en el tiro. Falló innumerables canastas fáciles y mientras tanto Alba Torrens empezaba su recital. Muy pronto cogió Galatasaray ventajas que superaban los diez puntos.

Un par de arreones propios de Würzburg hacían que volviera la esperanza. Entró Robinson en juego aunque muy sola. Xargay y Murphy no aparecían. La diferencia de diez puntos al descanso era corta a tenor de lo visto y en la segunda parte se llevó al electrónico la sensación transmitida previamente.

Entre Zellous y Alba Torrens machacaron sin piedad a Perfumerías Avenida. Según la diferencia subía, volvían las pérdidas de balón (algunas incomprensibles) y lo peor es que empezaba a quedar una sensación de muy poca seriedad en el juego. Anarquía absoluta, nulo balance defensivo y un equipo entregado que debió haber terminado el partido con otra imagen. La derrota ya era segura, pero una paliza así nunca es buena para un Campeón de Europa como es y lo será siempre Perfumerías Avenida.

Ganó el mejor. Galatasaray ya está en la Final a Ocho aunque todo debió acabar de otra manera. Lo mejor, los veinte segundos finales con una afición maravillosa puesta en pie agradeciendo haber vivido otro año más la mejor competición de Europa.

Comentarios
Lo más