Presupuestos participativos y creación del Banco del Tiempo, nuevos retos de IU

Presupuestos participativos y creación del Banco del Tiempo, nuevos retos de IU

Izquierda Unida Ciudad Rodrigo sigue planteando propuestas de cara a las elecciones. Las dos últimas apuestas por la creación, por un lado de un Banco del Tiempo y, de otra parte, por el desarrollo de unos presupuestos participativos. En ese sentido, IU considera que han  de ser los ciudadanos, reunidos en asambleas abiertas, quienes decidan el destino de determinadas partidas presupuestarias (inversiones públicas, actividades, gastos de festejos…).

Los Presupuestos Participativos son, a juicio de IU, una herramienta de participación y gestión del municipio mediante la que la ciudadanía puede proponer y decidir el destino de parte de los recursos municipales. “Constituyen una experiencia real en los procesos participativos que se ha implantado con gran éxito en otras ciudades de España, de carácter tan dispar como Sevilla, Córdoba, Rivas Vaciamadrid, Sabadell o Puente Genil, entre otros muchos”, recuerdan. El principal objetivo, afirman, es la participación directa de la ciudadanía en este proceso, “con el fin de establecer las principales demandas y preocupaciones de los vecinos y vecinas en materia generalmente de inversiones públicas, actividades, gastos de festejos, etc, e incluirlos en el presupuesto anual de la ciudad, priorizando los más importantes y realizando un seguimiento de los compromisos alcanzados”.

Banco del Tiempo

En lo relativo a la creación del Banco del Tiempo, la iniciativa que hace el número 16 de la estrategia ’40 días… 40 propuestas’, estima que dada la situación de crisis “en la que se encuentran multitud de familias en Ciudad Rodrigo”, se hace necesario poner en marcha este proyecto coordinado por el Ayuntamiento “y con implicación del conjunto de la sociedad para el fomento de experiencias de ayuda mutua e intercambio de servicios, fomentando la participación y corresponsabilidad de entidades sociales”.  

Cree IU que desde el actual Consistorio mirobrigense se muestra “un incomprensible temor a la participación social”. Además, critican, “la inmensa mayoría de las subvenciones y convenios con las asociaciones se han mantenido o se han visto reducidas pese al drástico aumento de las personas en situaciones extremas”. A pesar de ello, detallan, “los mirobrigenses están respondiendo de forma admirable generando redes de solidaridad y creando alternativas sociales a las políticas generadoras de pobreza y exclusión”.

En el Banco de Tiempo las personas ofrecen uno o varios servicios estableciéndose un sistema de contabilización de los intercambios mediante talonarios con los que, posteriormente, las persona puede pedir lo que necesita.

Tales intercambios son puntuales y espontáneos, no requieren de profesionalización y no tiene por qué existir reciprocidad. Las actividades que pueden ofrecerse dentro del Banco de Tiempo son muy diversas: acompañamiento de personas mayores, cuidado de niños, apoyo con deberes, enseño de manejo de ordenadores o internet, conversaciones en otros idiomas, tareas domésticas, etc.

Comentarios