La Junta y el centro de mejora genética colaborarán para mejorar la competitividad de ovino y caprino

La Junta y el centro de mejora genética colaborarán para mejorar la competitividad de ovino y caprino
La Consejería de Agricultura y Ganadería ha firmado un protocolo de colaboración con el Centro para la Mejora Genética de ovino y caprino de Castilla y León (Ovigen) para  impulsar la implantación de los programas de mejora genética en los sectores ovino y caprino de la Comunidad e incrementar la competitividad del sector. Castilla y León, con 3,1 millones de animales ovinos repartidos en 10.000 explotaciones, se sitúa junto a Extremadura como la comunidad autónoma con mayor número de animales de España.

 

Castilla y León destaca en producción de leche de oveja con una cifra que en 2013 alcanzó las 385.000 toneladas, lo que supone más del 66 % del total nacional. Durante el periodo 2007-2012, esta producción se incrementó un 40 % debido a, entre otros aspectos, la mejora genética. En cuanto al caprino, la Comunidad cuenta con 127.424 animales repartidos en 2.578 explotaciones. Se trata de dos sectores relevantes para la Comunidad, como ha destacado la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, al aportar 474 millones de euros, el 16% de la producción final ganadera. Dada la relevancia de la Comunidad en el sector y su apuesta por el futuro, Castilla y León cuenta con un centro de referencia nacional en la selección y mejora genética de ganado ovino y caprino (Ovigen).

 

El centro tiene como principal actividad la promoción y el desarrollo de la selección y mejora genética del sector ovino y caprino, su difusión y la conservación y protección del patrimonio genético. Desde 2011, y motivada por la situación económica, realiza una reestructuración del centro haciéndose cargo de su gestión las diferentes asociaciones de razas: Asociación nacional de criadores de ganado ovino de raza Assaf, Asociación nacional de criadores de ganado ovino selecto de raza Castellana, Asociación nacional de criadores de ganado ovino selecto de raza Churra, Asociación Española de criadores de ovino de raza Lacaune, Asociación nacional de criadores de ganado selecto de raza ojalada y Asociación nacional de criadores de caprino de raza Murciano granadina.

 

A partir de ese momento centra su actividad en la elaboración y distribución de dosis seminales de las razas ovinas y caprinas explotadas en la Comunidad, alcanzando en 2013 una producción de 37.579 dosis, un 17% más que en 2011. Además de distribuir en Castilla y León, Ovigen está abriendo nuevos mercados internacionales. El pasado año se exportaron 10.000 dosis seminales, lo que supone el 73% de todas las exportaciones realizadas por el centro desde 2008. Además, OVIGEN ha establecido contactos con México, Turquía, Perú, Grecia y Portugal para comercializar dosis seminales de diferentes razas de las especies ovina y caprina de la Comunidad.

 

Asimismo, Ovigen cuenta con un banco de material genético (semen y embriones) al servicio de las asociaciones de criadores que lo demanden y como medio para preservar el patrimonio genético de las razas ovinas y caprinas de implantación en la Comunidad. Este banco está compuesto actualmente por 105.157 dosis de las diferentes razas ovinas y caprinas presentes en Castilla y León.

 

Apoyo de la Consejería


La Consejería de Agricultura y Ganadería viene prestando su apoyo a Ovigen desde su constitución, financiando la construcción y equipamiento de este centro, en la dotación de su personal y también en el desarrollo de su actividad a través de distintos convenios de colaboración. En total este centro ha contado con un apoyo del Gobierno autonómico de 3,7 millones de euros.

 

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha recordado que los programas de mejora genética desarrollados en los últimos años por la Asociación para la Selección y Mejora Genética de Ovino Caprino de Castilla y León, Ovigen, en las razas ganaderas ovina y caprina con implantación en la Comunidad de Castilla y León han propiciado el avance genético de dichas especies, mejorando sus producciones, incrementando la rentabilidad de las explotaciones, así como la calidad de sus productos. Este es el principal motivo, como ha explicado la consejera, por el que se firma un protocolo de colaboración que pretende ser un marco estable de colaboración con Ovigen.

 

El protocolo suscrito establece los siguientes compromisos por cada parte. Por parte de la Consejería de Agricultura y Ganadería habla de impulsar, conjuntamente con Ovigen, la implantación de los programas de mejora genética en los sectores ovino y caprino de Castilla y León, con la finalidad de incrementar su competitividad; y fomentar la incorporación de los ganaderos de ovino y caprino a los programas y colaborar técnicamente con Ovigen en la conservación del material genético de las razas ovina y caprina.

 

Por parte de Ovigen, el centro se compromete a elaborar programas de trabajo para la selección y mejora genética de las razas ovinas y caprinas con implantación en Castilla y León; establecer planes de promoción de las razas ovinas y caprinas con implantación en Castilla y León, al objeto de dar a conocer las actuaciones que se están llevando a cabo por Ovigen; difundir entre los ganaderos de Castilla y León las mejoras productivas derivadas de los programas de mejora genética de las diferentes razas de las especies ovina y caprina, con la finalidad de que el mayor número de ganaderos se incorporen a los esquemas de mejora genética, e impartir seminarios y jornadas de formación sobre aspectos reproductivos y de manejo, así como sobre prácticas higiénico-sanitarias, con la finalidad de mejorar la rentabilidad y las condiciones productivas de las explotaciones de ovino y caprino. El protocolo tiene una vigencia de un año y se podrá prorrogar por iguales periodos mediante acuerdo de las partes.
 
 
Comentarios