Los empresarios salmantinos del transporte, contrarios a la llegada de la euroviñeta

Los empresarios salmantinos del transporte, contrarios a la llegada de la euroviñeta
Consiste en una tasa por circular a los vehículos pesados de más de 3,5 toneladas. Para el presidente de los transportistas salmantinos sería una medida “arbitraria y discriminatoria” que afectaría al consumidor final, ya que “impactaría en el aumento de los precios de todos los productos y sería un perjuicio importante a un consumo que todavía no se ha recuperado desde la crisis”

Los transportistas salmantinos están en pie de guerra ante la propuesta realizada por Luis de Guindos de crear un nuevo impuesto que grave al sector. La posible implantación de la euroviñeta, la tasa por circular a los vehículos pesados de más de 3,5 toneladas, sería “un obstáculo más para un sector que ya soporta grandes cargas fiscales”, argumenta el Juan Luis Feltrero, presidente de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Transportes Discreccionales (Aestradis) y miembro de la ejecutiva de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM).

Dicha propuesta, que formaría parte de un paquete de medidas que serviría para cumplir con los objetivos de déficit, sería para el presidente de los transportistas salmantinos, una medida “arbitraria y discriminatoria” que afectaría al consumidor final, ya que “impactaría  en el aumento de los precios de todos los productos y sería un perjuicio importante a un consumo que todavía no se ha recuperado desde la crisis”.

Juan Luis Feltrero añade que la implantación de la euroviñeta al sector del transporte “responsabilizaría únicamente a nuestro sector del mantenimiento de las infraestructuras cuando nosotros no somos sus únicos usuarios”, explica.

En este sentido, la implantación de la euroviñeta, considera el miembro de la CETM, tendría “un efecto perverso para la competitividad de España como país exportador” ya que las empresas españolas, situadas en la periferia del continente europeo, utilizan “principalmente los vehículos pesados para transportar sus productos a los mercados internacionales”.

Finalmente, Feltrero advierte que los transportistas rechazan que la posible recaudación de la euroviñeta sea utilizada para “servir de promoción  a otros medios de transporte menos eficientes que el transporte por carretera”, mientras no se están recortando partidas en “proyectos faraónicos sin utilidad como aeropuertos fantasmas o líneas de alta velocidad infrautilizadas”, concluye.

Comentarios