Los ganaderos de caprino, en situación límite por los precios ruinosos de la leche

Los ganaderos de caprino, en situación límite por los precios ruinosos de la leche

La Alianza UPA-COAG denuncia la situación “límite”  y de ruina en la que se encuentran los ganaderos de caprino lácteo de Castilla y León como consecuencia de los precios que vienen percibiendo a lo largo de todo el año. La situación es “sumamente grave si tenemos en cuenta que siguen en caída libre a pesar de encontrarnos actualmente al inicio de una nueva campaña y por lo tanto en unos momentos en los que teóricamente deberían subir las cotizaciones”.

La situación actual, advierten, “en vez de revertirse sigue empeorando día a día hasta el punto de que hay ganaderos que actualmente están percibiendo el bajísimo precio de 50 céntimos de euro por litro, que significa estar trabajando por debajo de los costes de producción”.

Desde hace dos años, explica la Alianza, las cotizaciones han experimentado una bajada continua casi mes a mes, “y si comparamos octubre del 2015 con octubre del 2016  el precio del litro de leche ha caído, de media, 0,25 euros”. 

La Alianza UPA-COAG recuerda que son las grandes empresas asentadas en nuestro país, entre ellas la multinacional francesa Lactalis, las que marcan la tendencia que siguen otras de menor tamaño a la hora de fijar los precios a los ganaderos. 

La organización denuncia la situación de “dominio y abuso” que ejercen estas macroindustrias contra el sector productor, “que sigue siendo víctima de la condescendencia que tiene el Gobierno central con dichas empresas que bajo el tan manoseado argumento de libre mercado siguen campando a sus anchas con escasa transparencia en los contratos y en las obligaciones de cada una de las partes”. 

UPA-COAG exige tanto a la industria como a la Administración “que no miren a otro lado, que recapaciten y que muestren voluntad con medidas concretas para hacer viable un sector clave en nuestra región como es el caprino lácteo”. Para ello  urge fomentar contratos a largo plazo, “que doten de estabilidad y rentabilidad a las explotaciones, y campañas de promoción de los quesos de cabra”.

Para el sindicato agrario resulta incomprensible que los ganaderos de Castilla y León estén sufriendo esta situación “mientras paradójicamente el precio del queso se mantiene  a los mismos niveles de los últimos años”. 

La Alianza UPA-COAG advierte de que el ruinoso precio que perciben los ganaderos “puede llevar al cierre de un sector clave en zonas especialmente desfavorecidas y de montaña, y que aporta una de las mejores materias primas en cuanto a calidad se refiere de toda la Unión Europea”.  

Comentarios