La muerte dulce

SALAMANCA24HORAS inicia este domingo una nueva serie sobre nutrición y vida saludable de la mano de Raúl Garrido Barrientos, entrenador personal y experto en nutrición deportiva. Para comenzar, los peligros de una alimentación alta en azúcares, desde el deterioro de los dientes hasta todo tipo de insuficiencias asociadas a órganos vitales del cuerpo humano

Durante al menos cincuenta años, la industria azucarera ha pagado a científicos y empresas de investigación para que culpe a las grasas de las enfermedades cardiovasculares.  

En Estados Unidos, las dietas bajas en grasas y altas en azúcares y carbohidratos estaban de moda en todos los hogares, era lo normal, lo que para ellos era lo saludable. Limitaban las grasas y el colesterol, pero poco a poco, el estado se dio cuenta que la obesidad era una epidemia incontrolable… ya era tarde para rectificar, además al gobierno no le interesaba. 

Ya conocemos cómo funciona todo, lo que hagan los americanos en su territorio se propaga como un tsunami hacia el resto del planeta. Como dato, decir que la mitad de la población europea en la actualidad tiene sobrepeso, problemas de pre-obesidad y un gran porcentaje diabetes.

Las consecuencias del abuso del azúcar son preocupantes, desde el deterioro de los dientes por las bacterias que destruyen el esmalte, hasta la muerte, pasando por diabetes (tipo 2), sobrecarga del trabajo del hígado, cáncer de páncreas, insuficiencia renal crónica, adicción, hipertensión arterial, gota...

¿Qué alternativas nos ofrecen a todo esto? ¿Son seguras?

He de advertiros que las alternativas que nos ofrecen son los alimentos ‘light’. Aparentemente son una maravilla ya que poseen menos calorías, pero no es oro todo lo que reluce. Estos alimentos sustituyen los azúcares por edulcorantes artificiales hipocalóricos (bajos en calorías).

El peligro que tiene esta alternativa es la cantidad de aditivos que contienen (colorantes, saborizantes, endulzantes…) ya que estos pueden causar daños en nuestra salud si los consumimos prolongadamente en el tiempo.

Hay cuatro periodos en los cuales tenemos que tener especial atención a la hora de evitar consumir productos light: son la infancia, la adolescencia, el embarazo y la lactancia, ya que nuestro organismo requiere un mayor aporte de carbohidratos, grasas y proteínas. 

Recomendaciones  

- Tomar alimentos sin aditivos, basados en productos naturales.

- Evitar las grasas saturadas o hidrogenadas.

- Leer las etiquetas de los productos e interpretarlas correctamente.

- Beber agua en lugar de refrescos.

- Tomar diariamente frutas y verduras.

- Realizar actividad física diaria.

- Ante cualquier duda consultar a un profesional antes de tomar decisiones erróneas.

Si sigues estos consejos tendrás una vida dulce y sana. ¡Adelante!

Raúl Garrido Barrientos es entrenador personal, nutricionista y experto en nutrición deportiva.

raulentrenador@gmail.com

Comentarios