200.000 euros para la recuperación y conservación del humedal de La Nava

200.000 euros para la recuperación y conservación del humedal de La Nava

El acuerdo entre ambas administraciones tiene como principal objetivo conservar el humedal garantizando el aprovechamiento ganadero y la protección medioambiental de la zona. El Ayuntamiento de Fuentes de Nava cederá a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente la gestión de las praderas ‘El Prado’, ‘La Cogolla’, ‘Los Corralillos’, ‘Cantarranas’ y ‘La Peregrina’, que conforman La Nava. Fomento y Medio Ambiente establecerá los regímenes de inundación, el calendario de entrada y salida del ganado, las cargas ganaderas y el aprovechamiento piscícola. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente mantendrá las infraestructuras necesarias para el uso público, desarrollará el plan de gestión del humedal, con sus correspondientes actualizaciones, y elaborará anualmente los estudios sobre la incidencia de la fauna silvestre y, en especial, el pastoreo de gansos sobre cultivo. También establecerá, en su caso, el sistema de indemnización de los daños causados como consecuencia directa de la recuperación de esta zona húmeda.

Convenio Ramsar y Red Natura 2000

El humedal de La Nava, con 316,89 hectáreas, está incluido en el Convenio de Ramsar, tratado intergubernamental que consagra los compromisos de los países miembros para mantener las características ecológicas de los humedales de importancia internacional. Un total de 168 países han suscrito el Convenio de Ramsar, con 2.186 humedales que abarcan una superficie total de 208.514.877 hectáreas en el mundo. España, que suscribió el acuerdo en 1982, participa con 74 espacios y una extensión total de 303.090 hectáreas. Castilla y León forma parte del Convenio de Ramsar con dos humedales: Las Lagunas de Villafáfila en Zamora, desde el 5 de diciembre de 1989, y la Laguna de la Nava en Palencia, desde el 24 de octubre del 2002, con 3.030 hectáreas en total. Las Lagunas de Villafáfila tienen una extensión de 2.714 hectáreas y la de La Nava de 316,89 hectáreas.

Además, el humedal está incluido en el Catálogo de Zonas Húmedas de Interés Especial y en la Red Natura 2000. La laguna es artificial por lo que a comienzos del mes de octubre, con agua procedente del Canal de Castilla, se procede a su llenado interrumpiéndose en primavera lo que provoca su secado de forma natural en los meses de julio a septiembre.

Comentarios
Lo más