El turismo rural vivió el segundo mejor mes de su historia en la provincia

El turismo rural vivió el segundo mejor mes de su historia en la provincia

El mes de agosto es tradicionalmente el mes más importante para los establecimientos de turismo rural que se encuentran repartidos por la provincia. El llamado turismo de interior tiene en Zamora una importancia capital teniendo en cuenta la cantidad y calidad de alojamientos rurales que existen y los buenos servicios que ofrecen. Ese tipo de turismo, al contrario que el tradicional que parece estancado, está manteniendo un lento pero constante crecimiento. 

Así lo demuestran los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, que en las últimas horas publicaba la Encuesta de ocupación en alojamientos de turismo rural. Una encuesta que proporciona información sobre la oferta y la demanda de los servicios de este tipo de alojamiento, inscritos como tales en el correspondiente registro de las Consejerías de Turismo de cada comunidad autónoma. 

De esta forma, en el mes de agosto de este año el turismo rural contó con 9.303 visitantes en la provincia de Zamora, de los que 8.728 correspondía a turismo nacional. Un dato superior al de los últimos meses de agosto de años anteriores cuando se registraron 7.326 (2015), 6.867 (2014), 7.417 (2013) y 7.832 (2012). Hay que remontarse al mes de agosto de 2011 para ver el último y único dato que supera al actual, ya que en esa ocasión fueron 9.650 los visitantes con los que contó el turismo rural de la provincia de Zamora.

En cuanto a las pernoctaciones, la situación también es positiva, aunque no tanto de lo que son los datos de visitantes. Es decir, que aunque cada vez hay más personas que apuestan por el turismo rural, el crecimiento de las pernoctaciones no corresponde directamente con ese aumento de turistas. Así, según los datos que maneja el INE, en agosto de 2016 fueron 24.361 pernoctaciones, datos superados por los meses de agosto de 2007, 2011 y 2012. De esas 24.361 pernoctaciones, un total de 1.011 fueron registradas por extranjeros.

De esta forma, extrapolando los datos se concluye que la estancia media de los visitantes que optan por el turismo rural en la provincia es de 2,6 días. Un dato muy discreto teniendo en cuenta referencias anteriores, lo  que arroja la evidencia de que el turismo rural gana adeptos aunque la situación económica obliga a reducir la estancia en estos establecimientos.

 

Comentarios
Lo más