Muerto un motorista en las obras de la nueva rotonda del cruce del Hospital de León

Muerto un motorista en las obras de la nueva rotonda del cruce del Hospital de León

Esta madrugada ha resultado muerto un motorista en la Ronda Este de León (LE-20) justo en el punto de su cruce con el Hospital de León, un punto que se encuentra en obras para la realización de una rotonda.

El tráfico suceso ocurrió en torno a las 5.45 horas cuando el conductor, el empresario leonés Enrique Lobato, de 63 años de edad, se dirigía por la ronda en dirección a la carretera de Asturias pilotando una moto de gran cilindrada de la marca BMW.

A la altura de las obras del cruce de Hospitales perdió el control del vehículo y sufrió una fuerte caída, que hizo que su cuerpo quedara tendido sobre la carretera, a muchos metros de la motocicleta, empotrada ésta contra uno de los bloques de plástico que señalizan los trabajos, en la margen contraria al centro hospitalario.

El fallecido es el empresario leonés Enrique Lobato, uno de los cuatro hijos del conocido empresario Luis Lobato, el creador de una empresa histórica en la ciudad como fueron los Almacenes Lobato, en el barrio Húmedo de la capital leonesa.

Una llamada alertó de su cuerpo en la calzada

Según informaron fuentes del Servicio de Emergencias de Castilla y León 112, una llamada solicitó, a las 5.40 horas, asistencia médica para el conductor de una motocicleta al que se había encontrado inconsciente sobre la calzada en el punto kilométrico 148 de la N-630.

En el lugar se personaron numerosas patrullas de la Brigada Especial de la Policía Local y el equipo de Atestados, después de dar aviso para que acudiera una ambulancia medicalizada de Emergencias 112 de la Junta de Castilla y León. Una vez en el lugar, los especialistas médicos no pudieron hacer otra cosa que certificar el fallecimiento del conductor de la moto.

Las obras para la transformación de los actuales, y conflictivos, cruces de la LE-20 en rotondas comenzaron el pasado mes de abril y en la actualidad llevan un ritmo de ejecución bastante acelerado, sobre todo teniendo en cuenta que su plazo total para ambas obras -ampliamente retrasadas en su inicio- era de casi dos años, en concreto 22 meses, por un valor conjunto de 1,4 millones de euros.

Cabe mencionar que en concreto los trabajos en el cruce de Hospitales iban cobrando estos días forma lo que serán los viales de la rotonda futura y por eso el tráfico se había cortado ya por la calzada de la carretera de siempre y se estaba desviando por un camino en curva tanto a la derecha como a la izquierda del cruce por un paso de un único carril que no es de asfalto. Ya se habían producido algunas quejas por la señalización vertical de obra que indicaba este cambio, que dejaba inoperantes los habituales dos carriles de la ronda y limitaba el tráfico por el único carril de este desvío provisional.

Comentarios
Lo más