Balance agridulce de Ganemos del último año en el área de Agricultura de la Diputación

Balance agridulce de Ganemos del último año en el área de Agricultura de la Diputación
Destacan el talante dialogante del diputado Román Hernández y critican aspectos como la gestión de Salamaq o de Castro Enríquez

En su ronda de análisis de las diferentes áreas de la Diputación de Salamanca, el diputado de Ganemos, Gabriel de la Mora, se detuvo este lunes en la delegación de Agricultura de la que destacó “la honradez y el talante de diálogo” del responsable del área, Román Hernández, “que siempre trata de buscar el consenso”.

El reconocimiento a su compañero de corporación no evitó, sin embargo, los reproches a una gestión “de lentitud exasperante” de la que centró las críticas en asuntos como la gestión de Salamaq “un escaparate político que no es transparente y consume casi la mitad del presupuesto del área” o la finca de Castro Enríquez, “una de las grandes vergüenzas de esta provincia por la persistencia de la tuberculosis sostenida en el tiempo”. En este sentido, De la Mora propuso una gestión directa junto a la puesta en marcha de un plan de investigación y desarrollo para que las instalaciones se conviertan realmente en una finca experimental.

El diputado de Ganemos tampoco se olvidó del mercado de ganados respecto al que advirtió que se mira para otro lado en cuando a las “numerosas irregularidades” en el ámbito de la sanidad animal y remarcó que su formación fiscaliza “de forma constante” las subvenciones que se otorgan en esta área de la Diputación. 

 

Comentarios