A juicio por lanzar a su pareja contra una puerta y romperla de un puñetazo

A juicio por lanzar a su pareja contra una puerta y romperla de un puñetazo
El acusado se enfrenta a once meses de prisión por un delito de maltrato en el ámbito familiar y otro leve de amenazas. La vista se ha celebrado este jueves con la declaración del acusado y de la víctima como testigo

Un hombre de nacionalidad venezolana, cuyas iniciales responden a G.A.C.P., ha sido procesado este jueves en los Juzgados de Salamanca, acusado de un delito de maltrato en el ámbito familiar y otro leve de amenazas. El Ministerio Fiscal pide para él once meses prisión por los hechos acecidos el 27 de diciembre de 2011 en el domicilio alquilado por la pareja en la calle Fernando de Rojas de la capital.

La mujer le acusa de haberla zarandeado durante una discusión. Según su versión, que ha ofrecido como testigo, el acusado la agarró por un brazo, la empujó contra una puerta y la rompió de un puñetazo, que lanzó cerca de su cara. Este extremo es negado por G.A.C.P, quien asegura que el daño en la puerta lo produjo de un puñetazo por impotencia pero que su pareja estaba en el baño arreglándose para irse a trabajar.

Pasada esa discusión, la mujer efectivamente acudió a su puesto de trabajo y le contó a su madre, residente en Alcañiz, el episodio acontecido con su expareja. Ésta fue quien efectuó la denuncia por vía telefónica y los agentes se personaron en el lugar de empleo de la joven. Al regresar a casa, los agentes detuvieron al acusado y comprobaron el agujero de la puerta, aunque no recordaban nada más al haber transcurrido 6 años. Eso sí, se han ratificado en lo declarado en el atestado.

Tanto el Ministerio Fiscal como la acusación particular han solicitado sentencia condenatoria para el acusado al observar contradicciones en su declaración, respecto a lo que afirmó en diligencias previas. No así en el caso de la víctima, cuya coherencia en el discurso han destacado. La defensa ha solicitado la absolución de su patrocinado argumentando que se está malinterpretando una discusión de pareja. Después, ha insinuado que la mujer pudo provocar la discusión para aprovechar las supuestas ventajas de ser considerada un víctima de violencia de género.

Comentarios
Lo más