Un Viernes Santo plagado de emociones en toda la provincia

Un Viernes Santo plagado de emociones en toda la provincia

Este Viernes Santo vuelve a estar lleno de atractivos relacionados con el fervor religioso a lo largo de toda la provincia de Salamanca. Así, a las 11 de la mañana se inicia la actividad en La Alberca con la celebración del Viacrucis protagonizado por un singular personaje, el Juita.

Una hora más tarde la atención se traslada a Serradilla del Arroyo, donde a partir de mediodía numerosos vecinos protagonizan durante más de tres horas la Pasión viviente, que culmina con una sobrecogedora crucifixión a las afueras del pueblo. Se trata de una de las representaciones sacramentales más genuinas de la Semana Santa charra, principalmente por su alto grado de realismo.

Ya por la noche, desde las 11, las empinadas calles de Candelario son testigos de otro emotivo Vía Crucis viviente representado por la Asociación Cuesta La Romana, bautizada como el que quizá sea el escenario más épico posible para que los candelarienses evoquen los últimos trazos de la vida del hijo de Dios. 

Entre los instantes más álgidos de la escenificación, al igual que sucede en Serradilla, destacan las caídas de Cristo, o el momento en el que el Salvador es clavado en la cruz, con un espectacular realismo. Otras celebraciones de interés son la Procesión de la Vela en Peñaranda de Bracamonte o el Descendimiento de la Cruz en Lumbrales.

Comentarios