El hospital relanzará su Unidad de Tabaquismo

El hospital relanzará su Unidad de Tabaquismo

El Hospital Clínico Universitario de Salamanca es uno de los que conforman la red de hospitales libres de humo y limpios de colillas. Sin embargo, y en este sentido, todavía queda trabajo por hacer ya que todavía hay a quienes les cuesta dejar el hábito de fumar en el recinto hospitalario y sus alrededores pese a que lo prohíbe la ley antitabaco. Así lo ha asegurado en la mañana de este martes la gerente de Atención Especializada, Cristina Granados, quien ha indicado que se pondrán más medios en controlar el cumplimiento de la ley tanto por parte de trabajadores como por parte de los propios pacientes y visitantes.

Desde hace apenas unos días, la zona de consultas del Hospital Clínico alberga la instalación de la Unidad de Tabaquismo. Anteriormente en el edificio Virgen de la Vega, siempre ha velado por ofrecer una respuesta sanitaria adecuada a los problemas médicos de patología respiratoria directamente derivadas o relacionadas con el consumo del tabaco. El doctor Miguel Barrueco es sus responsables y ha recibido de buen grado su potenciación en acciones de medicina preventiva que ayuden a dejar de fumar. Sobre todo, y más importante, a evitar el consumo en los jóvenes. “Hay casos en los que a los 11 años se ha probado el tabaco, pero no es hasta los 14 cuando se adquiere un hábito o un vicio”.

Solo el año pasado, la Unidad de Tabaquismo en Salamanca atendió a un total de 1.289 pacientes. De ellos, al menos trescientos se correspondían a nuevos casos. El porcentaje de éxito, a día de hoy, se mantiene en alrededor de un 56% que se corresponde con el de pacientes que se mantienen sin fumar durante un año. Ello gracias a los tratamientos que ofrece esta unidad a nivel psicológico y a nivel farmacológico con tratamientos, por ejemplo, que tienen que ver con la terapia sustitutiva de la nicotina. De mediana edad y que ya presentan alguna patología relacionada directamente con el consumo de cigarros, es el perfil de los pacientes que recurren a la Unidad de Tabaquismo.

Casi 3.000 personas acuden cada año a la Asociación Contra el Cáncer para dejar de fumar

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el tabaco está vinculado al 65% de todas las muertes en la Unión Europea. Esto supone 1,9 millones de fallecimientos cada año por cáncer y la misma cantidad por enfermedades cardiovasculares. En España, más de 60.000 personas fallecen cada año a causa del tabaco lo que significa 164 cada día.

Datos extraídos del ‘Eurobarómetro sobre consumo de tabaco’ muestran que el 29% de la población española fuma y de ellos, el 32% ha hecho un intento por dejar de fumar en el último año. Pese a que sigue siendo elevado el número de fumadores, esta cifra es cuatro puntos menor que en el mismo estudio realizado en 2012 y 2014. 

Desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) se pone a disposición de la población fumadora programas de deshabituación tabáquica a los que cada año acuden casi 3.000 personas. En Salamanca el año pasado fueron 177 personas las que se beneficiaron de estos programas. El 61% de ellas abandonó el tabaco al finalizar el curso para dejar de fumar.

En 2016 ya se han abierto siete grupos: Colegio Maristas, Cáritas, Centro penitenciario Topas, Gerencia de Servicios Sociales y tres grupos en la Sede de AECC Salamanca. Logrando alcanzar en el mes de mayo la cifra de 88 usuarios. Con cifras próximas a los datos nacionales, que indican que los mayores porcentajes de personas que hacen los cursos para dejar de fumar son mujeres, en este año se observa que un 54% son mujeres y un 34% son hombres.

El tabaco en los jóvenes

Otra de las áreas de intervención de la asociación para acabar con el consumo de tabaco es la concienciación de los jóvenes para que no se inicien en el consumo de cigarrillos. Según la Encuesta para la Salud en España, el 23% de la población de 16 años y más afirma fumar a diario, el 2% es fumador ocasional, el 26% se declara ex fumador y el 49% nunca ha fumado. Además, un 10% de los niños menores de 14 años están expuestos diariamente al humo del tabaco en su hogar lo que supone que más de 700.000 menores.

Con estos datos, la AECC tiene programas de prevención de tabaco y alcohol para jóvenes y fomento de hábitos de vida saludables en los que han participado, durante el 2015, más de 140.000 jóvenes en toda España. Junto a estos programas, la asociación también ha puesto en marcha una campaña, ‘Fumar es de Loser’, que por segundo año consecutivo tiene como foco los más jóvenes.

Comentarios
Lo más