UPyD acusa a la Junta y al PSOE de mantener sus redes clientelares a través de la Ordenación Territorial

UPyD acusa a la Junta y al PSOE de mantener sus redes clientelares a través de la Ordenación Territorial
Unión Progreso y Democracia en Castilla y León acusa a la Junta y al PSOE regional de perpetuar sus estructuras de partido y sus redes clientelares bajo el paraguas de la ordenación territorial, cuyo debate a la totalidad tiene lugar hoy y los votos de populares y socialistas tumbarán las enmiendas de los otros partidos políticos.

UPyD considera que las Mancomunidades de Interés Comunitario son una cortina de humo para el mantenimiento de instituciones intermedias, como las Diputaciones Provinciales, así como buena parte de la administración paralela del Gobierno autonómico, en las que se malgasta dinero público. Sólo PP y PSOE se benefician de este nuevo modelo, ya que muchos castellanos y leoneses van a seguir dependiendo de pequeños Ayuntamientos sin financiación, competencias ni verdadera capacidad de acción.

 

La formación magenta, además, lamenta que se hayan marginado las propuestas tanto de partidos ajenos a las Cortes regionales, como las de las asociaciones y plataformas a las que les afecta directamente la nueva ordenación: pedanías, comarcas y entidades locales menores. El tibio agradecimiento que envió la Consejería de Presidencia a las organizaciones y grupos políticos que presentaron alternativas, no es una muestra de participación ciudadana sino un trámite de cara a la galería.

 

El coordinador territorial en funciones, Rafael Delgado, critica que se haya perdido “una oportunidad de oro para potenciar el verdadero municipalismo, aquel que da capacidad real de gestión a los Ayuntamientos”. Delgado también señala que Junta y PSOE han preferido mantener sus cuotas de poder “a diseñar un mapa municipal capaz de impulsar eficazmente el desarrollo económico de la región”.

Unión Progreso y Democracia propone una ordenación territorial con tres niveles administrativos: nacional, autonómico y local, este último compuesto por municipios capaces de desarrollar las competencias y prestar los servicios que hoy desarrollan los que tienen más de 20.000 habitantes, lo que hace innecesaria la existencia de las Diputaciones. Este hecho, además, dificulta la creación de redes clientelares por parte de los partidos políticos y mejora la calidad democrática de las instituciones. La ordenación territorial propuesta por la formación magenta parte de la prestación de servicios como principal criterio. En Castilla y León, esta propuesta da lugar a un mapa con 77 municipios, sin administración paralela y con un ahorro mínimo de 310 millones de euros.

 
Comentarios
Lo más